La columna del Director

UNA DURA REALIDAD: TODO ESTÁ PODRIDO

Por: Luciano Revoredo

En mayo de 1839 el General Gamarra convocó al Congreso Constituyente en Huancayo. Un congreso a la medida de las circunstancias que a la larga trabajaría en una nueva constitución y en pro de la elección del propio Gamarra como presidente.

Años más tarde, José de la Riva Agüero y Osma, tras revisar los archivos del Congreso huancaíno, manifestó una tremenda decepción sobre el nivel de aquellos constituyentes:

“Acabo de leer las actas, el mensaje presidencial y alguno de los discursos. ¡Qué mediocridad y ramplonería tan lamentables! El alma se oprime ante ese espectáculo de infinita pequeñez, en que no hubo ni un asomo de novedad, ni un arranque sincero, ni una chispa de talento. Estos hombres de hablar tan descolorido y opaco, ¿tenían acaso conciencia de que, en bien o en mal, decidían la suerte del Perú por un largo periodo? Las palabras y las actitudes quedaron muy por debajo de las circunstancias, que eran tristes, pero tan importantes y solemnes. Aquellos improvisados legisladores no se hallaban a la altura de entenderlas”.

Sorprende la vigencia de estas palabras ante el triste espectáculo montado en el congreso en torno a la vacancia de Vizcarra. Pareciera una descripción del actual congreso.

Hemos visto, en una jornada de unas cuantas horas, toda la miseria humana. Una suerte de radiografía de la insignificancia espiritual y moral de la mayor parte de la clase política peruana.

Asistimos primero a la degradación de la Presidencia de la República. Los VIZCARRAUDIOS nos enfrentaron directamente y sin atenuantes a la podredumbre del poder. La mentira como divisa, el desprecio por el Perú, el acomodo, la indolencia y la deshonra de la nación, todo ello personificado por el presidente de facto.

Luego vimos una tenue luz al final del túnel. Se pudo avizorar la caída del régimen mediante el recurso constitucional y legal de la vacancia presidencial.

Entonces ahí pudimos ver a la prensa convertida en un oficio vil. Como en un carrusel empezaron a circular por todos los medios los cortesanos y áulicos defensores del gobierno. Amenazantes y procaces, ponían en duda la legitimidad de las facultades del congreso e incluso pretendían intimidar a la ciudadanía con la posibilidad que Vizcarra no acatase   la vacancia y tuviéramos dos gobiernos. Meretrices del derecho como Cateriano y Cairo manejaron esta posibilidad.

Como si no hubiera ya suficiente lodazal, entró en escena el Tribunal Constitucional para aceptar una demanda competencial del ejecutivo y rechazar la medida cautelar por que a decir de la comunista que lo preside: “No era necesaria ya que no había mayoría en el congreso para la vacancia”. ¿Sería posible caer más bajo? Pues sí. El congreso lo hizo.

Llegó el día D. Había que decidir la vacancia. Tras una campaña implacable de desprestigio de quienes la habían planteado y del propio poder legislativo. Era la hora de la verdad. La verdad lamentablemente fue muy amarga.

Temprano en la mañana la primera sorpresa. Un Vizcarra completamente desaliñado, como muestra de su desprecio por las instituciones democráticas, apareció en el congreso. La oficina de protocolo y la presidencia del congreso cometieron un primer error y le permitieron sentarse y leer su mensaje desde la Mesa Directiva, cuando lo que correspondía era que se siente al frente, junto a su abogado.

El mensaje fue arrogante y falso. No caben más comentarios. Luego vino su abogado que realizó una defensa jurídica en un terreno político. Finalmente, como en la función de fondo de un circo triste vino el debate parlamentario.

Vimos entonces como muchos de los congresistas en inflamados discursos ponían en evidencia la corrupción del presidente de facto y su entorno, para luego argumentar siempre pobremente un voto contra la vacancia. Vimos una institución presa de una suerte de esquizofrenia colectiva, llena de bravatas en el discurso y mansa en el voto. La incoherencia total. Hemos sido testigos de la más obscena inconsecuencia política, muchos de los que habían llenado de adjetivos muy duros a Vizcarra cayeron de rodillas.

No olvidemos sus nombres. Los congresistas que han votado por mantener la podredumbre en la presidencia o que se han abstenido de votar son cómplices de lo que viene. Del fin de la democracia. De la crisis económica y moral. En síntesis, de la destrucción del Perú ad portas del bicentenario.

4 Comentarios

  1. Estaría temblando de miedio y terror porque esto ya pasó hace 100 años. El presidente José Pardo y el Congreso fueron derrocados y calumniosamente por el demagogo, traidor a la Patria y corrupto ladrón, sobrevaluador de obras y endeudador del Perú Augusto Leguía. Ahora paradójicamente es el presidente Vizcarra el que se está acercando mucho al golpista Augusto Leguía. Repito, estaría temblando si no fuera porque ya llega nuestro salvafor JESUCRISTO HIJO UNIGÉNITO DE DIOS… Sería ciego no ver los signos de los tiempos, los desastres climáticos, la inmoralidad reinante, la sodomía y pederastía. Todo llama al Anticristo sí, pero después de él, viene nuestro señor a liberarnos. Solo él salvará al Perú y al mundo entero. Santa Rosa de Lima, ruega por nosotros. Nuestra Señora de Cocharcas, ruega por nosotros.

  2. Señor Luciano Revoredo , Leo tu artículo y discrepo en muchas cosas , ejemplo ” llegó completamente desaliñado ” , ” lo dejaron sentarse al lado del Presidente del Congreso , debieron bajarlo a una mesa de enfrente como cualquier ciudadano ” , esas expresiones no son los que quería leer , puedes estar en contra de todo pero el Presidente es el Presidente , te guste , nos guste o no .Es el fin de la democracia dices , como es eso , es el fin Es una dictadura comunista ? , Se destruye el país ? VIZCARRA ES MÁS CORRUPTO QUE TODOS LOS ANTERIORES GOBERNANTES , FUJIMORI, TOLEDO ,ALAN GARCÍA , HUMALA , kUCKSINSKY ?. ES EL MÁS LADRÓN QUE TODOS ELLOS ? , No lo defiendo a Vizcarra , tendrá que responder a la Justicia . t cuando termine su mandato y si tiene que ir preso , pues tendrá que ir preso ; tenemos un Congreso débil , da verguenza , el año que viene va a ser igual . PORQUÉ : Asi es nuestra composición poblacional , desde analfabetos , semi analfabetos hasta DOCTOS , el Perú es eso , cuanto quisiéramos que tenga otro nivel , muy difícil : SOLO SE NECESITA SER PERUANO Y TENER DNI PARA SER CONGRESISTA . Saludo tu artículo y discrepo con respeto y sin insultar ni poner adjetivos . ANTE TODO EL RESPETO .

Dejar una respuesta