Política

¡UN PERÚ FELIZ!

Por: Luis Yunis

Gracias a 78 valientes y 15 denodados hombres, ejemplos de consecuencia “de que lo que se dice se hace”, a partir de ahora, nuestro país será un modelo de lo que significa moral y ética; un prototipo de congreso decente, decoroso e íntegro; un patrón de decencia y rectitud; una nación dechado de virtudes. En líneas generales, un ejemplo a seguir.

Gracias a esos 93 titanes de la democracia, el Perú desborda optimismo y alegría, y al son de esos paladines, todos bailaremos el ritmo de Swing contando con los desbordantes aplausos de la incompetencia, las carcajadas de la mediocridad y el alborozo de la euforia, danzando y pisoteando fuertemente los principios de la dignidad, los fundamentos de la verdad y los argumentos del honor, mezclados todos con la caca de perro tan abundante y de todos los colores que hay a los alrededores del orgulloso parlamento.

Un parlamento, que no puede negarse es digno hijo de su padre – con excepción de esos 32 hijastros que salieron rebeldes – en fin, no todo puede ser tanta felicidad; pero hijos y padres, ambos, colosos de la sinceridad, gigantes de la verdad y paladines de la libertad serán responsables para edificar colegios, hospitales, carreteras, disminuir la pobreza, incentivar y estimular la economía, revertir la inseguridad ciudadana, cuidar a nuestros niños y niñas, y en fin de que los alcaldes sean más sabios, los gobernadores se vuelvan honrados, los ministros sean la envidia del mundo, y que el Perú desborde felicidad.

1 comentario

Dejar una respuesta