Política

SÚPER ODEBRECHT

Por: Carlos E. García Tapia

El siguiente es una ficción que ocurre en un país llamado Perú, gobernado por una mafia durante 18 años, durante los cuales fue saqueado con total impunidad porque sus miembros están infiltrados o controlan el Poder Judicial, el Ministerio Publico, el Tribunal Constitucional y los medios de comunicación.  La lucha al interior de esta mafia era por hacerse de más dinero vía contratos con el Estado, de este modo todos sus miembros participaban como consorciadas, supervisores, abogados, funcionarios públicos, empresarios, artistas y periodistas en el robo más grande a este país, construyendo así  sus miembros grandes fortunas personales.

Sin embargo uno de los actores principales de esta mafia eran las empresas constructoras brasileñas y una de ellas diríamos la principal era investigada en EEUU, con lo cual sus funcionarios tuvieron que confesar sus robos para evadir futuras condenas. Esta información fue siendo conocida por las autoridades de este país imaginario llamado Peru y ponían en riesgo a muchos de sus miembros, porque de investigarse podría llenarse la cárcel con ellos. Por esta razón fue que el Presidente PPK tuvo que renunciar, por estar muy comprometido con actos de corrupción, así asumió la presidencia el vicepresidente Vizcarra quien se presentó como el abanderado en la lucha anticorrupción y siguiendo el guion que le crearon lo cumplió con total perfección para capturar o debilitar todos los Poderes del Estado.

A Keiko Fujimori la principal opositora política -cuyo proceso se transmitió en vivo y en directo- la acusaron de lavado de activos, la única política presa a pesar que todos han recibido donaciones políticas.. Al Fiscal de la Nación Chavarry lo acusaron de proteger a Keiko y de pertenecer a una banda de delincuentes, al CNM (órgano que elige jueces) se les acusó de ser una organización mafiosa, a los Congresistas se les acusó de ser cómplices y un obstáculo en la lucha anticorrupción, con lo que obtuvieron una recomposición del Congreso restándole poder al partido opositor.

El guion anticorrupción contó con marchas convocadas por los mismos de siempre (izquierda), con una prensa chicha que sentenciaba a los adversarios del gobierno en sus titulares, con mermeleros en tv y radio y con opinólogos| en los medios impresos y para darle cierta veracidad las encuestas semanales levantando a los victimarios y hundiendo a las víctimas. Así se desarrollaba el plan, con un éxito rotundo de Vizcarra que día a día sumaba adeptos en su “lucha”, y se erigía como el personaje inmaculado con autoridad moral que realizaba la limpieza moral tan ansiada en el país.  Pero pocos decían que  todo era solo un ataque a la oposición y que no se veía la misma dureza con los demás, otros que en realidad estábamos ante un golpe light, y otros veían  una conspiración chavista, mientras que el presidente Vizcarra estaba en la cresta de la ola “pechando” a quien se le pusiera enfrente y a su ex premier Villanueva “envalentonado” declarando que podría cerrar el congreso, presentar leyes contra la fiscalía y amenazando a la instituciones.

El tiempo sin embargo era el peor enemigo de este héroe anticorrupción Súper Vizcarra y jugaba en su contra, porque este señor en realidad tiene mucho que explicar cómo las 46 denuncias que tenía antes de ser elegido vicepresidente y además no nos había dicho que tenía vínculos con las empresas constructoras brasileñas, así con total sorpresa los ciudadanos nos enteramos que fue Apoderado de Graña y Montero, que su empresa C&M Vizcarra participo en el consorcio CONIRSA donde el 70% correspondía a Odebrecht y que el señor afirma (miente) que no sabía quiénes conformada el consorcio. Últimamente se ha conocido que también participo en el consorcio Obrainsa y claro toda esta información se obtiene por la investigación de la prensa independiente porque del Adalid Anticorrupción ninguna palabra.

Así el perverso proyecto político va quedando atrás porque ahora la población lo identifica como “un gran farsante”, como un gran mitómano que no puede liderar nada. Cada día se conoce más y hay una nueva denuncia como la última que es muy grave, el de haber recibido $100 mil dólares de la empresa CASA cuando fue Jefe de Campaña  de PPK y que luego cuando fuera nombrado Ministro de Vivienda  la citada empresa haya “ganado”  4 nuevos proyectos. Por este caso se han conformado una comisión investigadora en el Congreso y ahora se conocen nuevos colaboradores eficaces de la justicia y de la política porque a su paso por ella todos reconocen que Vizcarra ha sembrado deslealtades que ya empezara a cosechar cuando incluso desde el partido que los cobijo comienzan a desmentirlo y señalar que si manejo las finanzas y por comunicaciones entregadas por ellos nos enteramos como daba instrucciones al respecto.

Pero este adalid no ha dicho ninguna palabra ante el convenio entreguista con Odebrect y tanto él como su ministro de justicia y su Fiscal han señalado que el Procurador del Estado es el responsable y ellos respetan su autonomía, cuando hemos presenciado como avasallan los Poderes del Estado que le son incomodos.

Así se desenvuelven esta trama en ese país imaginario llamado Peru.

Dejar una respuesta