Vida y familia

MOVIMIENTO TRANSGÉNERO ESTÁ PRIVANDO A LOS NIÑOS DE FAMILIAS ESTABLES

Por: Samantha Kamman

Muchos en la cultura de hoy aplauden cuando un individuo elige identificarse como el sexo opuesto.

Pero la representación mediática y de la cultura pop del transgenerismo como forma suprema de libertad humana no cuenta toda la historia. Como resultado, el efecto dominó de la decisión de un individuo de identificarse como transgénero a menudo es ignorado.

Aquellos de fuera, los espectadores, que celebran la transición rara vez tienen que vivir con sus consecuencias. Pero los familiares de una persona transgénero — sus hijos, por ejemplo — pueden verse obligados a hacer frente a la interrupción repentina de la dinámica familiar.

¿Por qué los niños necesitan una madre y un padre ?

Los niños dependen de sus padres para que les proporcionen un hogar estable hasta que alcancen la mayoría de edad. A medida que maduran, los niños esperan que sus madres y padres les impartan una sabiduría única basada en el rol de género que cada padre cumple en sus vidas.

Una madre ayuda a su hija a abrazar la feminidad, mientras que el padre de la niña sirve como el estándar en el que ella confía para juzgar a todos los hombres. En contraste, un padre le enseña a su hijo a ser hombre, y la madre del niño demuestra cómo una mujer debe de ser tratada por un hombre.

Ambos padres modelan un conjunto de comportamientos para sus hijos con el fin de ayudarlos a convertirse en hombres y mujeres seguros de sí mismos. Los valores que los padres imparten a sus hijos, sin embargo, están ligados al género de los padres.

Las observaciones del psiquiatra Scott Haltzman sobre por qué los niños necesitan tanto una madre como un padre aparecieron en el libro de 2013, “Género y paternidad: perspectivas científicas biológicas y sociales”.

En el capítulo, “El efecto de las influencias parentales basadas en el género en la crianza de los hijos”, Haltzman describió cómo las diferencias biológicas entre hombres y mujeres dan forma a sus estilos de crianza.

“Las mujeres, en comparación con los hombres, tienen niveles más altos de oxitocina — la hormona responsable del vínculo emocional — y receptores de oxitocina”, escribió Haltzman.

“La oxitocina sirve para calmar la ansiedad, reducir la actividad motora y fomentar un aumento del tacto. Por el contrario, la testosterona — presente en los hombres a niveles diez veces más altos que en las mujeres — se correlaciona con un aumento de la actividad motora en los bebés varones y puede ser responsable de niveles más altos de actividad física en los hombres en comparación con las mujeres”.

Las diferencias de género son de hecho reales. En lugar de negarlos, la sociedad debería abrazar la naturaleza complementaria de las madres y los padres y el entorno equilibrado que la pareja proporciona a un niño.

Consecuencias de la transición de género de un padre 

Los hombres y las mujeres sólo pueden imitar las características asociadas con los géneros opuestos. No importa cuánto alteren sus cuerpos, los individuos que se identifican como hombres o mujeres no pueden adoptar completamente los rasgos distintivos de género como la masculinidad y la feminidad.

Denise Shick, autora de “El secreto de mi papá”, describió cómo la decisión de su padre de identificarse como mujer afectó su vida.

“No hay nada más doloroso para una hija que ver a su papá ponerse un sostén o dejarle usar tu ropa”, escribió Shick en un artículo de opinión para The Daily Signal.

“Ninguna hija debería tener que colocar su ropa en los cajones de su tocador por un código para que pueda saber si él ha estado hurgando en su ropa interior”.

Con el tiempo, Shick comenzó a sentirse “culpable” por el desarrollo natural de su cuerpo hasta convertirse en mujer. Dijo que este efecto secundario resultante de la transición de su padre no era ni “justo” ni “saludable”.

“Como cultura, estamos muy dispuestos a abordar la angustia emocional, el aislamiento y otros problemas negativos de las personas que se declaran adultos transgénero”, escribió Shick.

Pero ni siquiera hemos comenzado a discutir los problemas involucrados y el impacto que esto tiene en sus esposas e hijos”.

Priorizar las necesidades de los niños sobre la ideología de género

Este tipo de satisfacción de los adultos no puede tener prioridad sobre proporcionar a los niños un hogar estable.

Para ayudar a los niños a convertirse en individuos sanos, las tendencias culturales no deben otorgar nociones falsas sobre la biología al subestimar los roles de género complementarios de las madres y los padres.

 

© The Western Journal

Dejar una respuesta