Cultura

TARDE TRIUNFALISTA EN ACHO. ES MOMENTO DE HACER CAMBIOS PARA SALVAGUARDAR LA CATEGORÍA DE LA PRIMERA PLAZA DE AMÉRICA 

Por: Fernando Salgado

Lima, domingo 13 de noviembre del 2022, cuarta corrida de abono de la Feria del Señor de los Milagros, tarde entoldada, sin viento y agradable temperatura. Con lleno, aunque sin acabarse el papel en los tendidos, se lidiaron 2 toros de puerto de San Lorenzo (1°, 3°), uno de La Ventana del Puerto (4°) y 3 de San Pedro (2°, 5° y 6°), de juego desigual y de presentación, algunos terciados. 1° noble, con recorrido y transmisión, pero busca su querencia a chiqueros. 2° poca transmisión, hay que llegarle y buscarle las vueltas. 3° terciado, con poca fuerza, noble, le conceden la vuelta al ruedo increíblemente. 4° noble, con poca transmisión. 5° muy terciado, noble, sin transmisión ni clase. 6° bonito de tipo, noble, se abre al embestir. Para: 

Julián López “El Juli” (marino y oro), pinchazo, bajonazo, estocada contraria silencio. Estocada arriba ligeramente trasera, dos orejas. 

Andrés Roca Rey (sangre de toro y oro), estocada contraria baja, 2 orejas benévolas. Estocada poco tendida, demora en caer, oreja. 

Arturo Gilio (blanco y oro), estocada que hace guardia. pinchazo bajo, estocada baja, silencio. Buena estocada, oreja. 

Destacaron: A caballo: Cesar Caro, José Antonio Barroso. En la brega: Dennis Castillo Álvaro Montes, Ricardo Ramos “El Loro”, Eduard Jorge Valdéz. Banderillas: Dennis Castillo, Ronald Sánchez.  

La última de abono de una Feria corta y con muchas cosas por resolver o comentar que lo haremos una vez terminemos esta crónica porque llegó a su fin la administración de Casa Toreros y la Plaza entrará en una nueva licitación que debe cambiar sus bases si se quiere que Acho sea rentable en el futuro.

Ambientazo a pesar de las noticias sobre la muerte de cinco de los siete toros importados desde España de la Ventana del Puerto y Puerto de San Lorenzo que venía además con un toro de Montalvo. ¿Qué fue lo que pasó? Las investigaciones lo dirán, pero lo más probable es que se asfixiaron. Una pena que no se tomaran las medidas adecuadas para evitar ese desenlace.

La Plaza lució hermosa y hubo luego del paseíllo canto del himno nacional, despeje de caballos de paso y baile de la Marinera Norteña. Las bandas de La Marina, el Ejercito, La Fuerza Aérea y la Policía animaron el espectáculo. Hoy encabezaron alguacilillos el paseíllo de las cuadrillas como debe ser y manda el reglamento.

Un tema que se debe corregir urgentemente es el nombramiento de autoridades que deben velar por el cumplimiento del reglamento, el cuidado del rigor de una Plaza de primera categoría como Acho y del aficionado. En ésta feria se han dado pase a toros impresentables, se han otorgado orejas sin petición suficiente, ni tomar en cuenta la colocación del estoque y ordenado vueltas al ruedo a toros sin merecimiento alguno. Así mismo los jurados deben dejar de ser una comparsa de amigos y poner gente seria que sepa de toros que salvo contadas excepciones, otorgan los premios por compadrazgo, moda u otro motivo nada taurino. Llevamos años con éste vicio que debe acabar.

El primer toro le correspondió a Arturo Gilio por ser el toricantano. Salió suelto y fue difícil fijarlo. Lo quiso torear por lances variados, pero al salirse suelto, hacía complicado el lucimiento. Le ligó una tafallera con una media de rodillas y volvió a salirse suelto. Apenas le dan un refilón y cambió el tercio quien estaba en el palco. La verdad es que no llama la atención lo mal que ha estado el juez de Plaza en la Feria salvo en la novillada que nos hizo despertar alguna esperanza que se hicieran bien las cosas al fin. Un espejismo. Tiene nobleza y se mueve con codicia y trasmisión en el segundo tercio. Inicia la faena de rodillas por derechazos templados rematados con una Arrucina, pierde pie el torero en la cara del burel y felizmente le hacen el quite porque lo tenía merced. Tiene largura y nobleza que es aprovechada por Gilio en series largas en redondo por ambos pitones. El toro tiene muchas virtudes, pero hay que torearlo y en un momento que le pierde el respeto el toro hizo por él felizmente sin llegar a cogerlo. Terminó por Bernardinas acompañándolo a los chiqueros. Le toco en sexto lugar u toro de San Pedro que se fijó pronto para lancearlo a la verónica y por chicuelinas rematadas con la media. Apenas lo pican. Lo saca a los medios lo cita con la muleta planchada y lo templa sin que llegue la serie al tendido porque el toro tiende a abrirse y con eso se ve desairado en cada muletazo. Entiende que debe meterse con el toro para trasmitir algo de peligro en lo que está haciendo, aunque no lo haya porque el toro es noble y se abre. Se mete entre los pitones y así logra que el público le preste atención. Inteligente lo va acompañando al terreno donde el toro se siente más cómodo que son los adentros. Manoletinas con compas abierto cargando la suerte para finalizar.

El primero de El Juli saltó al callejón apenas salió al ruedo. Lo tantea con el capote donde se abre al vuelo del capote. Julián va metiendo en muleta las desordenadas embestidas del toro. Lo soba hasta que el toro rompe a embestir por el mando que le imprime su matador. Una serie contundente de mano baja y ligada dejándole la muleta en cara muy buena. Adornos y otra serie buena. Demoró en caer. Fue un toro corriente al que le sacó el fondo que tenía. El cuarto salió muy frio.

Cuatro verónicas y una media sin mucho eco pero que sirvió para ir tanteándolo. Lo cuidan en los dos primeros tercios. En muleta rápidamente coge la mano izquierda para darle una buena serie con un remate con el de pecho enroscándose al toro magnifico. Muy ligada la serie por la derecha con muletazos largos en redondo llevando cosido al toro en su muleta hasta atrás de la cadera. Molinete de rodillas para cambiar a la mano izquierda pasándose al toro muy cerca. Redondos invertidos ligados con los de pecho. Al toro le falta un poco de trasmisión, pero Julián puso lo que le faltaba al toro. Una faena excelente.

 

No se empleó el tercero en el capote de Andrés. Apenas lo pican. Inicia la faena de rodillas en los medios con pases cambiados por la espalda muy jaleados. Tiene galope y quiere seguir con nobleza la muleta hasta el final, pero la poca fuerza hace que se venga al suelo varias veces. Lo lleva templado a media altura para evitar se caiga conduciéndolo a su aire. No hay continuidad por la falta de fuerza del toro. Mediada la faena el toro va templándose agotado del trajín de la lidia dejando ese ímpetu de embestir con la vehemencia inicial que lo hacía caerse. En ese momento y con suavidad Andrés logra pegarle buenos muletazos ya más templado y despacio. Baja la mano y en redondo logra buenos muletazos en redondo. Protestado el quinto por su poca presencia al que no debieron dar pase en el reconocimiento. Las protestas van bajando tal vez por a quien le tocó en suerte. No humilla, y va con la cara a media altura en los laces de recibo. Apenas lo pican. Lo banderillean casi en puerta de chiqueros. Paran completamente las tibias protestas. Los que protestaban por la presencia del toro cambian de opinión y empezaron a aplaudir lo que hacía el matador. El toro no termina de romper, aunque Andrés insiste poniéndole la muleta en la cara tirando de él en muletazos sueltos en los que el toro sale con la cara alta. Pide la Marinera como efectos especiales. Noble, pero sin clase el torero hace un cambio por la espalda y despierta al tendido. Faena aseada y bien.

Hay que resaltar que la tarde de ayer se retiró del toreo activo Cesar Caro. Gran picador peruano y matador de toros en un momento de su larga carrera taurina. Le deseamos mucha suerte en su futuro.

 

©Fotografías Casa Toreros

1 comentario

Dejar una respuesta