Política

PORKY Y SUS AMIGOS

Por: José Romero

¡Las cosas que tiene la vida! Algunos creían que poniendo la “chapa” de Porky a Rafael López Aliaga lo iban a golpear, pero se equivocaron.

En Looney Tunes deben estar agradecidísimos pues han resucitaron al cerdito Porky quien había pasado al olvido en este mundo digital.

Para los que ya peinamos canas, vivimos y disfrutamos los cómics (“chistes”) impresos que se compraban en quioscos o algunos incluso los alquilaban. Porky no estaba solo, junto con él estaban sus amigos o  “su batería”. Junto a él estaban el Pato Lucas, el Gato Silvestre, Bugs Bunny, Piolín, Petunia, Sam Bigotes, el Coyote, el Correcaminos y el Gallo Claudio. Todos ellos fueron parte de nuestra niñez e infancia y fueron creados por Looney Tunes, quienes siendo parte de Warner Bros  hacían competencia a los personajes de Disney y Hanna Barbera.

Nuestro Porky no es dubitativo como el de los cómics sino un hombre firme, de principios, exitoso y  capacitado que se ha lanzado su candidatura a la Presidencia en circunstancias dramáticas que vive el Perú. Expone con claridad y convicción  sus propuestas aunque a veces tartamudea como Porky cuando decía al final de los programas de dibujos animados..” eso es to..eso es to…eeeso es todo, amigos”.

Esperemos que el 28 de julio del 2026 Rafael López Aliaga diga ello cuando entregue el mando a su sucesor y deje un Perú encaminado a ser potencia y sea por cierto un país más justo, más humano, más solidario.

Ayer en Trujillo López Aliaga decían que han aparecido polos  con la figura del Porky Renovador con el clásico color celeste que representa la Vida, la Familia y los Valores.

Porky, como llaman popularmente a Rafael López Aliaga, es el encuentro de un pasado, en el que vivimos siendo niños felices,  con un futuro mejor en el cual espero vivamos nuestros años de adultos junto a niños, jóvenes y adultos compartiendo un mejor porvenir.

Recuerdo algunos programas que veía en la casa de la familia Torres (pues no había televisor en casa) y  uno de mis favoritos era Porky y sus amigos, quienes algunas veces cargaban al simpático cerdito y le cantaban “Porky, Porky, nuestro rey”. A los 60 ojalá cantemos…”Porky, Porky, nuestro Presidente”.

 

P.S.  Ayer leímos que un conspicuo caviar “se ha indignado” porque “se usa” políticamente” al simpático Porky. Así son. Recuerdo cuando los rojos elaboraban “sesudas” teorías sobre el uso de personajes como el Pato Donald. Hoy repiten su “indignación.

 

Dejar una respuesta