Política

NUESTRA CIVILIZACIÓN EN PELIGRO

Por: Antonio Tarazona Ramón

Condiciones subjetivas 

El país está envuelto en escándalos de corrupción , ello se ha vuelto a la vista de la opinión pública un mal permanente.  Los partidos políticos denominados “tradicionales” han apostatado de sus principios por un ecumenismo político claudicante en los hechos, dejando atrás lo ideológico lo doctrinario. En esta decadente “unidad” tanto la falsa derecha , los caviares y los socialistas, apuestan,  para justificar su alianza “ecuménica” por los términos siguientes: diálogo, convivencia pacífica, por la democracia.

El resultado de ello, de aquel sincretismo político es el de utilizar las arcas del estado peruano como si fuese un botín de guerra, dejando atrás el objetivo último de la sana política que es el bien común.

Hoy más que nunca los partidos políticos y sus burócratas enquistados en los estamentos del estado se jactan en sus conversaciones que sus fechorías gozan de total impunidad. Para su impunidad tienen como compinches a los saltimbanquis y bufones burócratas caviares diseminados en todo el aparato estatal o en medios periodístico mermeleros , los compinches cierran filas en defensa del corrupto funcionario sea este juez, alcalde, ministro, congresista o incluso Presidente de la República, ellos difaman al honesto y toman represalias con aquel que se atreve a denunciar las fechorías de su protegido.

Lo peor de toda está execrable situación que atraviesa el país; es ver que estos delincuentes de saco italiano y corbata de seda se burlan del olvidadizo elector y confían en que a través del sufragio, con su voto, los vuelva a elegir como autoridad política. El tonto útil da su voto para que una vez más esta lacra humana vuelva a ocupar un cargo político a través de los comicios municipales, regionales, congresales, o presidenciales.

Si esta denigrante  inmoralidad que envuelve a nuestro país desde décadas continua imperando, y se persiste en manipular una y otra vez las conciencias de las masas con promesas que al final nunca los políticos van a cumplir, el paradero final de este camino empedrado de impunidad es la aparición nuevamente en el escenario político de movimientos subversivos.

No nos lamentemos después, que pueda ser demasiado tarde para sancionar a los corruptos y encaminar el país hacia el bien común dentro de los cánones de la democracia, cuando liberado Antauro Humala  salga  fusil en mano a la palestra del escenario político con el objetivo de demoler nuestra civilización occidental, utilizando como táctica política la demagogia, contando como logística el dinero proveniente del narcotráfico y el apoyo de George Soros.

Condiciones objetivas 

Los enemigos de la civilización judeocristiana  de llegado al poder el patibulario comandante en jefe Antauro Humala,que lidera la insurrección  asumirán el papel nefasto de convertirlo en un mesiánico y vitalicio dictador con la intención de imponer  con el costo de miles de muertos el predominio de la raza cobriza, el culto al “Dios” Pachacamac  y la instauración de la Iglesia Tawantinsuyana.

Nuestra civilización occidental está permanentemente cuestionada y socavada por los “apóstoles “ de la revolución cultural Gramsciana ; revolución implementada ideológicamente por los marxistas militantes en las agrupaciones políticas como el PC Unidad, Patria Roja, así como oenegés de género , pro abortistas , ecologistas radicales, o personajes como Marisa Glave, Susana Villarán, Indira Huilca, Verónika Mendoza, en complicidad con sus hermanos ideológicos, los denominados “ falsa derecha” que son nada más y nada menos que los progreliberales con el objetivo de imponernos un modelo de civilización contrario a los valores cristianos, erradicando para ello de la sociedad desde su raíz todo vestigio de catolicidad.

Ello ocurrirá lamentablemente en nuestro país de continuar la corrupción e impunidad en nuestra sociedad. Y lo más indignante de todo esto , será ver que frente a esta deplorable situación de inmoralidad que vive el país, como solución a este problema nacional, el que miles de ingenuos jóvenes sean arrastrados por el lenguaje demagógico de un líder mesiánico.

Antauro Humala ( la Hiena ) es el “Mesías” etnonacionalista que les prometerá como única salida a esta execrable realidad nacional un “futuro mejor” una “sociedad nueva” “un hombre nuevo , en un estado nuevo”, un paraíso terrenal , una nueva religión, tomando de ser posible para lograr su objetivo el cielo por asalto .

¡Estamos advertidos! ¡Aún no es tarde! Hay que ponernos de pie y enfrentarnos día a día a los enemigos de nuestra civilización, enarbolando para ello la bandera de la milicia cristiana ,milicia proveniente del amor Cristo, su Madre y la Iglesia Católica , iglesia cuyo camino conduce a la humanidad hacia la verdadera libertad , libertad que dignifica al hombre y dirige por la praxis de su postulados a la sociedad hacia el reinado social de Cristo, hacia el bien común.

 

Dejar una respuesta