Política

JAQUE AL REY…VIZCARRA

Por: Yorry Warthon 

“¡Vamos a sacar el mal de tu alma!” “¡Intolerantes retrógrados!” “¡Asesino!” “¡Corruptos!” “¡Golpeador de mujeres!”…esos serán los gritos desaforados que serán cosa común en el próximo Congreso, mientras en Palacio el silencio total reinará y una sonrisa muda en el rostro del Presidente, la sonrisa de satisfacción de quien movió bien sus alfiles y ganó la partida.

En setiembre pasado, el gobierno tenía en frente a un Congreso que, a pesar de las pullas que iban y venían, estaba totalmente maniatado por el cargamontón mediático y el consiguiente descrédito. Toda investigación o iniciativa de fiscalización que surgiera de ese Congreso era “radioactiva para el país”, a decir de los medios alineados y cierta opinión pública. Con un legislativo así, el gobierno podía continuar tranquilamente con el juego de “eres el culpable de todos los males”. En ya casi tres (03) meses de un gobierno solitario y sin fiscalización, los tristes resultados no han variado.

Hoy ya tenemos un nuevo Congreso totalmente fragmentado, en el cual lo más seguro es que los futuros padres de la patria se dediquen a empujar sus propias agendas y a librar batallas ideológicas, hasta personales para restregarse las “perlas” que muchos traen consigo en su enorme mochila. Así, la tarea de fiscalización al gobierno será casi nula o inexistente. Hecho que es “bocatto di cardinale” para Vizcarra y sus aliados que celebran el ganar esta partida y tener un Congreso totalmente funcional para sus fines.

Pero en la política, como en el Ajedrez, debes proyectar varias jugadas hacia adelante. Quienes ven la foto del momento y celebran el haber, supuestamente, liquidado a partidos como Fuerza Popular, Solidaridad Nacional o el APRA, no saben que el escenario será totalmente distinto en las elecciones del 2021.

El evidente ensañamiento judicial en contra de Keiko Fujimori, con total desparpajo y atropellando toda doctrina y/o jurisprudencia, hace levantar la ceja de todos, incluso de algunos detractores. El envanecimiento de quienes manejan los hilos del poder les han hecho subestimar el criterio de la gente que ya ve con marcada desconfianza y cuestiona qué interés motiva a algunos fiscales y jueces. Lo sucedido con Keiko fortalece su posición política opositora. Si la bancada de Fuerza Popular no comete errores garrafales en el Congreso y realiza una labor de oposición fiscalizando correctamente sin encono, las posibilidades de Fuerza Popular en el 2021 serán muy altas. De acuerdo a como viene la actual gestión de Vizcarra, ser oposición será muy redituable en las próximas Elecciones Generales. Una señal de alerta ya la dio el Departamento de Piura, en donde el partido naranja salió victorioso, en una clara señal de disconformidad de su población, generada por el abandono y deficiente reconstrucción de los daños ocasionados por el fenómeno de El Niño.

Solidaridad Nacional es otro partido que, si ubica bien sus piezas y continua activamente su participación política en el país, cuenta con altas posibilidades en el 2021. Es un partido que en esta reciente elección recibió todo tipo de “artillería pesada” tanto en Redes Sociales como en campañas mediáticas en prensa. Más por algunos personajes invitados que por el propio partido en si y por quien hoy lo lidera, que ya anunció su candidatura y por el cual no pesa ningún cuestionamiento. El partido del Sol recibió y aguantó todo el ataque, pasó por el tamiz de la crítica implacable y sigue en carrera. Tal parece que a sus adversarios se les acabaron las balas.

Incluso el Partido Aprista que ya parece en cenizas, si termina de superar la muerte de su líder Alan García, puede tentar la posibilidad de afianzar un nuevo liderazgo a la altura de su historia para lograr despertar a sus partidarios y reconquistar a los perdidos, para luego entrar en contienda con reales expectativas.

Finalmente, el cambio del Congreso fue una victoria pírrica para Vizcarra y sus aliados. Han dejado aún en el tablero a tres piezas poderosas que pondrán en jaque al rey o, mejor dicho, al que tiene delirios de serlo.

Dejar una respuesta