lo último

EXREGIDOR AUGUSTO REY SUSPENDE SU COLUMNA EN PERÚ21 AL INICIARSE INTERROGATORIOS A INVOLUCRADOS EN MAFIA DE LAS CHALINAS VERDES

Como  es de público conocimiento hoy han empezado a desfilar por la Fiscalía los implicados en el sonado caso de las Chalinas Verdes. Aquellos fubcionaros que acompañaron a Susana Villarán en su corrupta gestión del 2011 y 2014 y que podrían según los indicios estar comprometidos en hechos delictivos.

Entre los investigados por el Ministerio Público se encuentran:  la exjefa de campaña del NO a la Revocatoria, Anel Townsend, la exregidora Marisa Glave, el exregidor Augusto Rey y  la periodista Paola Ugaz. Se les investiga por la presunta comisión de varios delitos:  negociación incompatible, colusión, y cohecho y en el caso de Paola Ugaz también por lavado de activos y por aparentemente presentar un desbalance patrimonial y por haber realizado sospechosos viajes a paraísos fiscales como Panamá durante su gestión como funcionaria, sin contar con vacaciones ni licencia por parte de la Municipalidad.

Todos habrían sido cómplices de Susana Villarán de la Puente en la presunta organización criminal que permitió el flujo de coimas y sobornos procedentes de Brasil   por un valor aproximado de 7 millones de dólares.

En la fecha y coincidiendo con el inicio de los interrogatorios Augusto Rey ha suspendido la publicación de su habitual columna en Perú 21, según él dice para calmar las aguas. Algunos ya especulan en las redes sociales que sería una salida “elegante” luego que la dirección del diario le hubiera pedido poner en pausa sus escritos hasta que se esclarezca su culpabilidad o inocencia en los graves cargos que penden sobre su cabeza.

Rey plantea una suerte de justificación escudándose en su juventud. “Ingresé a la MML como un funcionario veinteañero que trabajó con entusiasmo en el aspecto social y coordinación de distintos proyectos, logrando mejorar las condiciones de reubicación de cientos de familias, de lo que me siento orgulloso hasta hoy. No tenía capacidad de decisión sobre asuntos para los que no se me había contratado y sobre los que no tenía conocimientos técnicos”. Y olvida todos sus correos y comunicaciones con agentes de la corrupción, olvida los panetoncitos y otras perlas de su paso por la Municipalidad.

“La política te enseña. Si no por las buenas, a golpes. En la gestión Villarán aprendí lo bueno, malo y feo de la política…”  señala en otra parte de su artículo de despedida al parecer de estas opciones lo que más aprendió fue lo malo.

 

Dejar una respuesta