La columna del Director

¿EXISTE UN BLINDAJE EN LA FISCALÍA A INVOLUCRADOS EN LAVA JATO Y LAS CHALINAS VERDES?

Por: Luciano Revoredo

Según ha trascendido el ambiente estaría muy alterado en ciertos sectores de la fiscalía.  Esto a partir de que la Fiscal de la Nación Patricia Benavides habría exigido a José Domingo Pérez que dé una explicación sobre algunos aspectos muy controvertidos de sus investigaciones. Concretamente sobre el caso Lava Jato y el de Las chalinas verdes de Susana Villarán y Los pitufos de Paola Ugaz.

Lo cierto es que la Fiscal Benavides ha puesto sobre la mesa todos los casos emblemáticos vinculados a escándalos políticos con la intención de esclarecer y acelerar sus investigaciones y demostrar que no es cierto que solo tenga puesta la mira en las investigaciones que involucran al actual gobierno y al presidente, como se ha insinuado por algunos integrantes del ejecutivo.

Como se sabe recientemente José Domingo Pérez, solicitó 29 años de pena privativa de la libertad contra la exalcaldesa de Lima Metropolitana Susana Villarán por los delitos de asociación ilícita, colusión, lavado de activos, falsedad genérica y falsa declaración en procedimiento administrativo.

La acusación incluye a José Miguel Castro, Domingo Arzubialde, Gabriel Prado y otros. Pero Llama la atención que otros personajes que han sido claves en la gestión de Villarán hayan sido excluidos.

Cabe recordar que en su momento la propia Susana Villarán señaló que quien manejó los fondos de la campaña contra la revocatoria fue Anel Townsend, sobre el caso de Augusto Rey han trascendido innumerables indicios que lo comprometerían gravemente, Marissa Glave fue muy cercana a la propia alcaldesa y sobre Paola Ugaz hay una serie de denuncias muy graves que no se han esclarecido adecuadamente.

Por otra parte, no deja de llamar la atención por ejemplo el caso de Pedro Salinas, socio fundador y apoderado de la empresa consultora CHISAC, la que lavó mediante una falsa facturación una coima procedente de Graña y Montero para la campaña del NO. Sin embargo, solo se ha acusado a Freddy Chirinos, uno de los socios y no al otro.

Según un insistente rumor que recorre la fiscalía habría existido un blindaje   para ciertos personajes cercanos a Gustavo Gorriti. Todo esto se podrá desentrañar pronto cuando finalmente José Domingo Pérez de cuenta de las razones de la demora en sus investigaciones y de las increíbles exclusiones.

Dejar una respuesta