Política

VIZCARRA, RICHARD “SWING” Y SALVADOR DEL SOLAR

Por: Yorry Warthon

Empresas quiebran, desempleos aumentan, cifras de infectados se disparan, enfermos mueren producto de un sistema sanitario reventado. Ese es el legado de Martín Vizcarra. Un “gobernante” débil, siervo predilecto para el cumplimiento de agendas globalistas. Uno que, a costa de la expectativa popular, genera realidades falsas en función a mesetas inexistentes.

Alguien que “gobierna” para inflar encuestas soslayando –deliberadamente- el dolor del pueblo, debe ser condenado ipso facto. No sólo hablo de la condena social que la estupidez de su régimen le irroga; hablo de la condena penal por la comisión de múltiples delitos que, durante su administración, ya habría cometido. Quitémosle los hechos preexistentes a su mandato, y veamos qué le depara a Martin, por ejemplo, con el escándalo de Richard “Swing” Cisneros.

El pasado domingo, el programa dominical “Panorama” difundió un video que concentra la repugnancia del pueblo peruano en niveles superlativos. En imágenes aparecía un triste personaje, autodenominado “Richard Swing”. El amigo que el presidente negó en conferencia de prensa nacional, pero que admitió conocer por su participación en la campaña electoral de 2016.

En dicho video, Swing se ufanaba de haber promovido la renuncia de Sonia Guillen, hoy ex ministra de cultura. Mencionado personaje, usa frases poco felices: “la renuncié por atrevida”, “yo mando en tres países y trabajo para tres presidentes”. Asimismo, presumía altisonante que llenaría el congreso con miles de periodistas el día que lo citen a declarar.

Al país le ha quedado claro que el amigo de Vizcarra maneja información “clasificada” y que fácilmente puede ser utilizada para extorsionar a gran número de agentes políticos que hoy yacen en sitiales claves al interior del gobierno. Quizá este sea el mensaje subliminal que el “cantante” le envía a su presidente, amo y benefactor.

Irregularidades sobran en las contrataciones que el Estado peruano hizo en favor de Swing. Sumas onerosas que entraban a las cuentas de un tipo que pasó de ser “cantante” a coaching motivacional. Tener en cuenta que las contrataciones con el Estado exigen requisitos para calificar y prestar servicios. Ojo al detalle: Swing empezó a contratar y facturar con el Estado sin contar con el Registro Nacional de Proveedores. Cabe indicar que en días pasados, la secretaria del MinCul, Diana Tamashiro, aseguró que Richard Swing cumplía con el perfil que necesitaban en esos momentos. ¿Por qué defender lo indefendible?

Hoy el léxico popular que describe esta situación es el “tráfico de influencias”, “negociación incompatible” y delitos contra la administración pública en general. Y es que de comprobarse que el supuesto de hecho encaje en estas figuras delictivas, el presidente, y todos los funcionarios públicos involucrados deberían pagar prisión efectiva, previo desfile en las fiscalías especializadas para atender sus casos. Esto, ¿alcanzaría al de las charlas online y aparente candidato a la presidencia 2021, Salvador del Solar? Muy probablemente, sí.

Netzun.com es una plataforma digital que promociona a Salvador del Solar para que brinde charlas motivacionales por s/ 11.90. Luego del escándalo sobre coaching y repartija de contrataciones irregulares con el Estado, resulta complicado no asociar a Salvador del Solar con Richard Swing. En la praxis, ambos son colegas y se ganan la vida haciendo lo mismo: “actividades emocionales”.

Pero las vinculaciones entre Del Solar y Swing parecen ir más allá del oficio motivacional. Recordemos que Salvador no sólo fue Ministro de Cultura, sino presidente del Consejo de Ministros. Precisamente dos ministros (Holmquist y Castillo) que asumieron la cartera de cultura durante el mandato de Salvador en la PCM, beneficiaron a Swing con generosos contratos por S/ 35,000 Soles. ¿Del Solar formaba parte de la selecta red de contactos que favorecían las contrataciones del peculiar Swing?

Recordémosle a Vizcarra y a Del Solar que a todo funcionario o servidor público que indebidamente se interesa, en provecho propio o de tercero, por cualquier contrato en que interviene por razón de su cargo, le espera la prisión. Fiscalía debe intervenir ya. Sólo es cuestión de tiempo.

Dejar una respuesta