Política

LOS CAVIARES HAN VUELTO

Por: Alejandro Muñante

Hemos sido testigos de cómo las élites progresistas, (entiéndase caviares), han recobrado por la vía de la oclocracia el poder. Incapaces de vencer en las urnas, aprovecharon la animadversión contra un poder del Estado que tanto tiempo se encargaron de alimentar junto con la gran prensa amante de la publicidad estatal, y se impusieron apelando a la desinformación, incitando al odio y aprovechando vilmente la muerte de dos jóvenes en las protestas; muertes que por cierto, están en investigación y que pareciera que una de ellas (hasta el momento) no habría sido causada por la policía. Perdonen, pero de los caviares espero cualquier cosa.

Hoy, la cúpula oenegera, mantenidos de Soros, junto a opinólogos y demás serviles al globalismo progre, celebran el ascenso de su colega Francisco Sagasti, recordado por haber “reclamado” una firma (autógrafo) a los terroristas del MRTA mientras salía de su cautiverio en la embajada del Japón. ¿Y qué podemos decir de Odebrecht? Bueno, seamos sinceros, hay grandes razones para que estos corruptos celebren la salida de Merino, y principalmente de Ántero Flores-Aráoz de la presidencia del Consejo de Ministros y Delia Muñoz del ministerio de justicia, ya que éstos últimos eran acérrimos opositores del infame acuerdo de colaboración eficaz con esta empresa corrupta, donde se tuvo el descaro de devolvérsele más de 500 millones de soles.

Sí, los caviares han vuelto, y todos nosotros somos testigos como la gran prensa, ONGs y opinólogos no llaman “usurpador” al gobierno de Sagasti y mucho menos lo catalogan como “Golpe de Estado”, a pesar de recibir el poder bajo las mismas circunstancias en la que lo recibió Manuel Merino: producto de una vacancia presidencial. No damos cuenta una vez más del doble rasero con el que juzgan las cosas, y con la que actúan en pos de sus intereses.

Una situación de tanta frustración como ésta, puede desanimar a cualquier mortal, y lo admito, yo también lo he sentido, pero soy consciente de que aún nada está perdido; tal vez necesitábamos esto para que muchos más despierten de su letargo. Que cuando vean que quieren hacernos partícipes a todos de las muertes de niños inocentes en el vientre de sus propias madres a través de nuestros impuestos, o cuando pretendan subvertir nuestras instituciones y restringir nuestras libertades, seguramente muchos más querrán luchar de nuestro lado. Estoy convencido que tiempos difíciles forjan hombres valientes, y estoy seguro que hay más de un valiente leyendo esto.

 

1 comentario

  1. Hace tiempo que están coludidos los medios de (des) información y los izquierdosos. Cómo hemos podido constatar el relato crea la realidad, al menos social. Ya no hay garantía de que el proceso electoral próximo sea transparente. Todos los fanáticos izquierdosos han entrado a gobernar. Tendremos suerte si logramos hacer tendencia en las mentes de las personas a través de las rrss #VeronikaconVdeVenezuela.

Dejar una respuesta