La columna del Director

LA GENERACIÓN DEL BICENTENARIO: MITO Y REALIDAD

Por: Luciano Revoredo

Mucho se está hablando de las virtudes y la heroicidad de la llamada generación equivocada o también más solemnemente bautizada como la Generación del Bicentenario. Esta última denominación nos recuerda que hubo una Generación del Centenario, fueron aquellos jóvenes que en 1921 (centenario de la independencia) salían a la vida pública e intelectual y que fueron forjadores de la reforma universitaria, siguiendo la corriente que se inicia en Córdoba (Argentina) en 1918.

Hay una célebre fotografía tomada en San Marcos que retrata juntos a varios de aquella célebre generación. Aparecen, de pie, de izquierda a derecha: Jorge Basadre, Manuel Abastos, Ricardo Vegas García, Raúl Porras Barrenechea y Luis Alberto Sánchez. Sentados, de izquierda a derecha: Guillermo Luna Garland, Carlos Moreyra y Paz Soldán y Jorge Guillermo Leguía. Esta fotografía fue publicada en la revista Mundial el 28 de julio de 1921. A este grupo hay que sumar a Haya de la Torre  y Mariátegui. Nada menos.

 

Han pasado cien años de aquella notable pléyade de jóvenes peruanos y nos encontramos, ad portas del Bicentenario con que los medios y muchos líderes de opinión nos quieren vender la idea de una generación heroica, noble, idealista que está cambiando el país.  Que se trata de jóvenes que han tomado las calles para expresar su repudio a la vieja política y transformar al Perú.

La realidad lamentablemente es otra. La llamada Generación del Bicentenario hasta el momento no ha dado el más mínimo fruto intelectual. No vemos los Basadres ni los Hayas entre los diversos escalones de lanzadores de piedras y pirotécnicos que tomaron el centro de Lima la semana pasada.

Por el contrario, vemos multitud de jovencitos arengados por manipuladores profesionales que los han llevado a cometer todo tipo de tropelías. Cabe preguntarse por ejemplo ¿Cuántos de los jóvenes que tomaron las calles saben con certeza de que va el tema de la vacancia presidencial? ¿Cuántos han leído y entendido la Constitución que quieren cambiar? ¿Cuántos son conscientes que han sido usados como carne de cañón por los agentes del Foro de Sao Paulo?

Sin duda hay una mayoría de jóvenes activados por las redes, aquellos que tienen el Tik Tok como doctrina y que inocentemente han sido comparsa de los más ideologizados.

¿Saben esos jóvenes que los policías que insultan y apedrean son también de la generación que dicen representar? ¿Saben que esos policías a los que lanzan pirotécnicos que los pueden matar o dejar ciegos, son los mismos que se jugaron la vida por ellos en los peores días de la pandemia?

¿Saben los jóvenes inocentes que van a las marchas por lo que creen que son ideales puros, que muchos de los que marchan a su lado son violentistas a tiempo completo? ¿Saben que muchos de los que marchan a su lado son los mismos que tiran piedras en el fútbol y que han sido contratados para sembrar el caos e imponer un gobierno de izquierda?

Lo más sorprendente es la cantidad de padres, supuestamente ilustrados, profesionales o empresarios que aplauden a sus hijos por haberse sumado a estas marchas.

El Perú está desvariando. Tenemos un gobierno lleno de extremistas. Encaramado en las banderas de la muerte y el odio. Muchos andan muy contentos con el supuesto triunfo de la democracia. Ya tendrán tiempo de arrepentirse. Estamos sembrando vientos y ya sabemos cuál será la cosecha.

Así hemos decaído en cien años. De Basadre, Sánchez, Porras y Mariátegui hemos pasado a Bryan e Inti. dos jóvenes que no tuvieron oportunidad de salir adelante y tomaron el camino equivocado (ver documentos adjuntos), y lamentablemente – toda vida cuenta – fallecieron en las asonadas de la semana pasada.

Cabe también reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos los mayores en esto.

 

2 Comentarios

  1. Ni Jorge Basadre, Manuel Abastos, Ricardo Vegas García, Raúl Porras Barrenechea, Luis Alberto Sánchez, Mariátegui, Haya tuvieron un caldo de cultivo de hombres que le dieron al brillantes y de hecho, consecuencia lógica que de eso germinaron hombres brillantes con ideales de cambio. Pero tal vez ellos estuvieron detrás de las barricadas mientras los mas impetuosos protestaban, morían o iban a la cárcel pero hoy recordamos a aquellos otros los que con su pluma o pudieron dejarnos esas horas de lucha y de horror que les toco vivir. No saber escribir o expresarse no es malo sino esos grandes hombres a los que has mencionado no hubiesen luchado por los que no sabían hacerlo. Creo que la generación de 1921 y esta comparte algo: Tiene necesidad de justicia, de libertad, de respeto y amor a la patria, tienen hambre de pan, de conocimiento para ser libres, tienen hambre de que su patria no sea cueva de ladrones. Yo estuve en la marchas y me acercó a los 60 años y me resisto a pensar que mi país sea gobernado por canallas y corruptos. Se habla de un modelo exitoso, lo que no se dice como y ese como no esta en el buen manejo de las macroeconomía porque si eso anda mal sus negoción pueden ir mal, entonces necesitan de eso. Bajo los actuales patrones de rápida acumulación de riqueza cuantos empresarios hay aquí en el Perú. Ninguno, los Añaño y Acurio son , quizás una excepción a la regla. Todos los mas ricos, sus empresas están comprometidas en temas de corrupción. yo me pregunto cuantos de estos podría haber hecho fortuna en los países del “primer mundo”.

  2. Parte de tu redacción es REAL y parte de ella no.
    No sólo fueron BRYAN o INTI los que protestaron por el impresentable PRESIDENTE QUE EL CONGRESO ILEGALMENTE colocó….. Fuimos TODOS LOS PERUANOS y PERUANAS que levantamos nuestra voz de protesta ya sea en la calle, desde sus balcones con una cacerola, mediante las redes sociales, etc. No fue solo LIMA, acaso no revisaste la Tv Nacional…… Muchas ciudades se pusieron de pie, Cuzco, Piura, Loreto, Puno, etc. Todo un PAÍS CLAMANDO UN CAMBIO y cómo bien dice nuestro compatriota de 60 años….. El Pueblo tiene HAMBRE DE PAN, Hambre de Conocimientos, Hambre de OPORTUNIDAD.
    Inti y Bryan fueron dos VÍCTIMAS de la VIOLENCIA POLICIAL y eso no puedes taparlo con el dedo aún cuando demuestres que tenian actos delictivos encima. Pudo ser cualquiera de nosotros, pudo ser tu hermano, tu hijo, tu sobrino, tu novio, tu amigo….. O simplemente cualquier otro PERUANO o PERUANA que fue a levantar su grito de protesta. Pará escribir también es IMPORTANTE ANALIZAR MÁS y no ser IMPARCIAL, NI CIEGO A TU REAL REALIDAD…… UN PUEBLO PERUANO lleno de limitaciones y pobreza donde no hay INDUSTRIA porque el GOBIERNO NO EXIJE LO MEJOR para sus ciudadanos.

Dejar una respuesta