Política

LAS UVAS ESTÁN VERDES

Por: José Romero

Hay una fábula muy antigua que refiere a lo que hacía una zorra cuando no podía alcanzar un apetitoso racimo de uvas. Están verdes, decía para ocultar su fracaso. ¿Acaso la decisión presidencial de acortar su mandato es una desinteresada y heroica medida o es que la incapacidad para afrontar y solucionar  los graves problemas que enfrenta el Perú es la verdadera razón de este abandono?

Y está irresponsabilidad no sólo se quiere maquillar, sino que se quiere pasar este acortamiento de su mandato y el inconstitucional recorte de los Congresistas por un Referéndum como una medida histórica. ¿Qué se quiere? ¿Una jugarreta para que los oclócratas le pidan que se quede y su elección sea hecha con el voto electrónico chavista?

Días atrás la crónica de un “periodista” con aparentes conexiones palaciegas  decía que la elección de Olaechea como Presidente del Congreso “no le preocupaba” al hasta hoy presidente accesitario. ¿Será? Lo que sí le preocuparía sería que el fiscal Chávarry siga en carrera. ¿Por qué será?

El discurso del “abandono” tuvo un 90% de promesas y planes hasta el 2021 pero en los últimos minutos anunció lo que a opinión de muchos y verdaderos demócratas tiene serios visos de ilegalidad.

Luego de tres años de un “gobierno de lujo” que tiene prácticamente cero resultados, lo único que le queda a Vizcarra es renunciar antes que el Congreso lo vaque por incapacidad no sólo moral. Pero no, quiere seguir echando gasolina al fuego y gastar decenas de millones en un referéndum innecesario.

Pará aquellos que aplauden sus propuestas, habría que recordarles que el camino constitucional pasa por la asunción de la  vicepresidente, la congresista Mercedes Aráoz, que ya ha mostrado  predisposición para respetar el estado de derecho.

Es humano echarle la culpa a otros de los fracasos personales. No escapa el actual presidente de ello al justificar el acortamiento de su mandato diciendo que el Congreso obstruccionista tiene la culpa. Evidentemente no sólo no es así sino que  el poco respeto a la voluntad popular tiene su génesis cuando otro amigo de PPK, el finado Julio Cotler, le recomendaba la compra ilegal de congresistas (Revista PODER, junio 2016). Es más creemos que la postura contra el Congreso es en respuesta al papel fiscalizador de un grupo de congresistas contra quienes los “amigos” del gobierno han lanzado una incesante campaña en contra mediante “periódicazos y primeras planas” así como con la “oportuna ayuda de opinólogos y notables” siempre dispuestos a defender al gobierno, sabe Dios por qué.

Ya es hora que él Perú se ponga de pie y le diga no a la antipatria y a los que pretenden entregar el Perú al comunismo. Miremos en el espejo de Cuba y de Venezuela.

No a los planes subversivos y a los secesionistas en el sur, que son mirados con loco entusiasmo por algunos “hermanos”. ¿Quiénes son los llamados a defender la integridad territorial?

¡Qué Dios proteja al Perú!

Dejar una respuesta