Iglesia y sociedad

ACTO DE CONSAGRACIÓN DEL PERÚ

A la Santa Faz a través de Santa María

Padre Celestial, en el nombre de Jesucristo, tu hijo, que vino a redimir al mundo de todos los males, te pedimos que liberes al Perú y lugares especiales que han sido ya consagrados a Satanás, que los liberes de todo mal, de todo ultraje, de toda blasfemia, de toda maldición.

Consagramos a tu divina majestad por el Corazón Inmaculado de María a todo el Perú. Consagramos lugares especiales que han sido ya contagiados por las influencias del diablo.

Yo consagro al Perú entero.

Yo consagro Machupichu, Pachacamac y las Lagunas Huaringas al Corazón Inmaculado de María, a la Santa Faz de Cristo, para que el agua limpia de Su Costado nos purifique y bendiga a todos y cada uno, como nación peruana y esto traiga unidad, amor, paz y abundancia.

Todos nosotros declaramos ante todas las naciones que adoramos al único Dios verdadero, al dios del amor. Adoramos al dios Yahvé, al Yo Soy, al que tiene todo el poder en el cielo, en la tierra y en los abismos.

En nombre de todos los peruanos,yo, por la gracia única de mi bautismo, unido a todos los habitantes del Perú , cristianos católicos, rechazó todo pacto y vínculo  con el demonio, hecho por cualquier persona, político, mandatario, en el presente, en el pasado, o en el futuro; Y ponemos en claro, y públicamente que nosotros,todos los habitantes del Peru, tenemos un solo Dios ,a quien ponemos y en quien ponemos toda nuestra confianza y consagramos hoy toda la nación: el suelo, los aires, todo lo que está bajo el suelo, ríos y mares, criaturas, fronteras y todo, incluido nuestro Himno Nacional, símbolos patrios, historia.

Y entregamos a Cristo Jesús en su Santa Faz y su presencia : Machupichu, Pachacamac y Lagunas Huaringas, vaciando de ellas todo espíritu inmundo y dejando sin efecto todo plan enemigo y enviándolos a los pies De la Cruz de Jesús, para que El los ate y envíe al abismo, por virtud de la preciosa sangre derramada en el calvario y el manto de nuestra señora la Virgen María, nuestra Señora del Triunfo, Corazón Inmaculado de María y Santa Faz, Señor de Pachacamilla , Señor de los Milagros.

  • Por intercesión de los Santos peruanos, quienes nos acompañan y protegen, nosotros sellamos toda esta tierra peruana para siempre como posesión de nuestro Señor Jesucristo. Atamos a sus pies, de Jesús y a su Santa Faz y a la Virgen Santísima que son también el Inmaculado Corazón de María y el Sagrado Corazón de Jesús, atamos todo mal, por el poder del Padre Creador, de Cristo Redentor, del Espíritu Santificador.
  • Señor Jesús, en tu Santo Nombre, atamos todos los espíritus malos del aire, del agua, de la tierra, de debajo de la tierra y del mundo infernal. Ponemos también ataduras a todos los espías enviados desde el cuartel general de Satanás. Invocamos Jesús, tu preciosísima sangre sobre el aire, la atmósfera, el agua, la tierra y sus frutos

Ordenamos a todos esos espíritus maléficos, que se arrojen inmediatamente, a tus pies oh Jesús, sin que hagan daño a nadie, para que puedas disponer señor Jesús según tu voluntad.

En el Santísimo Nombre de Jesús, rompemos, quebramos, anulamos toda maldición, traición, desviación e influencias de los malos espíritus, toda maldición, bloqueo hereditario conocido o desconocido, todo encantamiento, sortilegio diabólico, así como todo desorden y toda enfermedad, cualquiera que sea su origen, incluidas las propias faltas y pecados de todos los habitantes del Peru.

En Nombre de Jesús ,rompemos la transmisión de todo compromiso satanico, de toda promesa, de toda atadura, de todo vínculo de orden espiritual, urdido por el infierno.

En el Nombre de Jesús, cortamos y cercenamos toda posible atadura, así como sus consecuencias, con astrólogos, adivinos, videntes, mediums, jeques, curanderos, quiromantes, adeptos a la macrobiótica, a la nueva era y con todos los que practican el ocultismo o adivinación en bolas de cristal, hojas de té, pozos de café, líneas de la mano, cartas, tarot y toda atadura con espíritus guías, magos, brujos y todos aquellos que se entregan a cualquier forma de magia, vudu, macumba y otros.

En el Nombre de Jesús, mandamos y ordenamos que todo espíritu maligno que ha contagiado a las personas, a los lugares del Peru, se alejen ahora mismo y queden sometidos al Señorío de Jesús, atados y amarrados para siempre.

Consagramos todo el Peru a Jesucristo, al Padre y al Espíritu, por el Corazón Inmaculado de María, que triunfará: Por el poder del Padre Creador, de Cristo Redentor y el Espíritu Santificador. Amen

La bendición De Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre todo el Perú, sobre todas las personas, sobre todos lis que habitan también fuera del Peru, que queden todos protegidos con el poder de la sangre de Cristo, por la Inter e de lis santos peruanos, por la Intercesión de San Miguel Arcángel, de todos lis ángeles y santos y especial por el Inmaculado Corazón de María. Amen,

 

Dejar una respuesta