Política

VILLARÁN, REY Y UGAZ, SON PERSONAJES CLAVES EN BANDA DE “CHALINAS VERDES”

Importante editorial del diario La Razón acerca de la banda de las Chalinas Verdes, que reproducimos

por considerarlo de interés para nuestros lectores

 

En un plazo récord de siete meses contados de julio pasado a la fecha, el Ministerio Público ha conseguido evidencias probatorias de la formación a interior de la Municipalidad Metropolitana de Lima –MML, de una organización criminal “Las Chalinas verdes”, compuesta por 11 personas, investigados ahora por la fiscales por los presuntos delitos cohecho activo, cohecho pasivo, lavado de activos y asociación ilícita.

Esta investigación iniciada en julio del 2020, tiene como protagonistas a la exalcaldesa de Lima, Susana Villarán y su organización criminal motejada por los investigadores como “Las chalinas verdes”. Y parece que el equipo de fiscales Lavajato va dándole forma a uno de los casos de corrupción más sonados en los últimos años.

Es importante recordar que en este caso no se trata de definir si Susana Villarán es o no culpable de recibir coimas de parte de empresas vinculadas a la mafia de Odebrecht.

La exalcaldesa ya confesó en mayo del 2019 que recibió el dinero de las constructoras de manera ilegal. La labor de la Fiscalía, entonces, es determinar hasta dónde llegaron los tentáculos de estas operaciones corruptas y cuántas personas de su entorno están involucrados.

A LA VISTA UNA ORGANIZACIÓN

Queda claro que una operación de tal magnitud no puede haber estado a cargo solo de Villarán y de su gerente José Miguel Castro, hoy colaborador eficaz en el caso. Se trataría, más bien, de una organización criminal. Y en esa línea, el Ministerio Público ya ha tomado cartas en el asunto, avanzando a paso firme en las investigaciones.

Como se recordará, parte de esta investigación se inició en julio de 2020 en base a información ofrecida por un colaborador eficaz que reveló entregas de dinero para sustentar los gastos de campaña por el “No a la Revocatoria” de la entonces alcaldesa de Lima.

El acuerdo se habría planteado en términos muy simples: dinero a cambio de concesiones en megaproyectos de construcción dependientes de la Municipalidad de Lima Metropolitana como, por ejemplo, el Proyecto Línea Amarilla o el Proyecto Rutas de Lima.

Los implicados, de una parte, OAS, Odebrecht y Graña y Montero, y de otra, Villarán, algunos regidores de la Municipalidad —Jaime Salinas, Marisa Glave y Zoila Reátegui—, y personas relacionadas con las campañas por la revocatoria —Anel Towsend, Jorge Nieto y Carlos Juzcamaita—. La acusación de la fiscalía se formuló en términos de cohecho activo, cohecho pasivo, lavado de activos y asociación ilícita.

EXREGIDOR REY INVOLUCRADO

A los nombres ya mencionados se añade uno que también tuvo mucha cercanía con la jefa de “Las chalinas verdes”: Augusto Rey Hernández de Agüero. Al exregidor de la gestión de Villarán se le incautaron una serie de correos electrónicos con los representantes de OAS que lo pusieron en una situación comprometida.

Un paso relevante que denota el compromiso del equipo de fiscales es que el pasado viernes 19 de febrero, el fiscal José Domingo Pérez dispuso que se formalice la investigación preparatoria contra Rey por los presuntos delitos de colusión y cohecho pasivo propio en el caso de la Línea Amarilla.

Días antes ya lo habían incluido en la investigación preliminar por el caso de corrupción en torno a la campaña por la revocatoria de Villarán. Por este caso en concreto, Augusto Rey brindará hoy lunes 22 su primera declaración.

En dicha investigación preliminar, ya se tomaron las declaraciones de Marisa Glave, exregidora de la gestión de Villarán, y en los próximos días se hará lo propio con Paola Ugaz y, finalmente, con Susana Villarán.

UGAZ Y LAS REDES DE COMUNICACIÓN

Como se dio a conocer el pasado 4 de febrero, la exfuncionaria de la gestión Villarán, Paola Ugaz Cruz, fue incluida en la lista de implicados por el supuesto delito de lavado de activos. Como se recordará, ella se desempeñó como Jefa de comunicaciones en la gestión de Villarán, puesto por el que cobraba 10 mil soles mensuales.

Durante varios meses, distintos medios de comunicación independientes hemos venido publicando información con respecto a: 1) sus viajes sin sustento a Centroamérica mientras fue funcionaria pública, 2) supuestos movimientos financieros personales que podrían corresponder a un desbalance patrimonial, así como 3) la publicación de chats que demostrarían que estaría liderando una red de lavado de dinero, entre otros hechos.

Los indicios son muchos y el equipo de fiscales a cargo de la investigación ha demostrado que no responden a ninguna agenda laboral edil, y ha decidido tomarlos en consideración iniciar una investigación preliminar contra Paola Ugaz, quién por fin rendirá su primera declaración el 24 de febrero próximo.

VEREDA FINAL

Desde hace muchos meses, el sentir de la mayoría de los ciudadanos se debate entre el rechazo visceral al robo y a la corrupción, y la impotencia frente a la impunidad de la que parecían gozar ciertas personas.

Todo parece indicar que las cosas empiezan a cambiar y las investigaciones avanzan. Desde que empezó esta historia, fue evidente que Villarán no pudo haber actuado por su cuenta.

A pesar de que un sector de la prensa abogó por esa teoría, y la misma Villarán parecía querer “inmolarse” sola, empezaron a ser señalados otros actores que habrían participado en el intrincado doloso.

Finalmente, están todos identificados y ya están siendo interrogados. Lógicamente, se espera una investigación acuciosa por parte de la Fiscalía que permita llegar y condenar a los culpables. La red de corrupción se va configurando y confiamos en que, por el bien del país, se llegue hasta las últimas consecuencias.

 

 

Editorial del diario La Razón

Ver publicación original en:  https://larazon.pe/villaran-rey-y-ugaz-son-personajes-claves-en-banda-de-chalinas-verdes/

 

 

Dejar una respuesta