Cultura

VACÍA TARDE EN ACHO, SOLO COLOMBO DESTACÓ

Por: Fernando Salgado

3 corrida de abono 2019

Lima, domino 17 de noviembre del 2019. Tercera corrida de Abono. Tarde entoldada con agradable temperatura y ligera brisa. Media plaza en los tendidos. Toros de Santiago Apóstol (2°, 4° y 5°) y Santa Rosa (1°, 3° y 6°) desiguales de presentación y juego. 1° noble, hay que ganarle un paso para provocarlo. 2° se defiende, no pasa, mide y es mirón, embiste con la cara alta. 3° impresentable, es protestado, derrota al final del muletazo y se va descomponiendo en la faena. 4° se viene cruzado por el derecho arrollando, se para y no pasa midiendo, se raja. 5° no sale de la querencia al principio saltando al callejón, complicado para banderillear, sin clase ni entrega, muy parado. 6° muy terciado, mete bien la cara, noble y con recorrido se fue apagando al final. Para:

Jerónimo (Burdeos y oro) dos pinchazos desprendidos, aviso, estocada desprendida, silencio.

Luis Bolivar (sangre de toro y oro) estocada desprendida tendida, silencio.

Paco Ramos (grana y oro) estocada envainada tendida, estocada desprendida, aplausos.

Luis López (gris y oro) estocada baja perpendicular, innumerables intentos de descabello con el toro con la cara alta. Tres avisos aunque toro se echa y es apuntillada en el ruedo. Pitos.

Rafael Serna (azul cielo y oro) tres pinchazos a toro parado, ¾ de estoque desprendido, pitos.

Jesús Enrique Colombo (burdeos y oro) dos pinchazos y estocada baja, vuelta.

Confirmaron alternativa: Jerónimo. Luis Bolívar, Paco Ramos y Luis López.

Destacaron: A caballo: Cesar Caro, En banderillas: Dennis Castillo. En la brega: Dennis Castillo y Alonso Mamani.

Desde que se dieron a conocer los carteles de la Feria limeña los aficionados no entendían el porqué de éste que se dio ayer. En un principio los toros anunciados fueron de una ganadería desconocida de nombre San Pablo que finalmente fueron echados para atrás. Había que buscar entonces toros para sacar adelante la corrida y se consiguió cuatro toros de Apóstol Santiago, tres de los cuales fueron lidiados ayer, regularmente presentados pero cuyo comportamiento fue propio de toros criados en corral. Los otros tres fueron de Santa Rosa, ganadería anunciada en las corridas segunda y cuarta cuyos toros terciados  o chicos no deberían pasar el reconocimiento. La pregunta ahora es ¿esos tres toros lidiados ayer eran los que debieron salir en la cuarta de abono? Si es así entonces ¿los tres toros de La Viña /Paiján que no se lidiaron el domingo 10 por motivos que aún no explica la empresa, completarán el encierro del domingo 24? ¿Aceptarán las figuras ponerse frente a toros bien presentados, ofensivos y con edad en Lima? O exigirán el toro chico con dinero grande. Lo lógico sería que los toros de La Viña/Paiján que no se lidiaron el día 10 de noviembre completen la corrida del 24. Veremos que sorpresas nos tienen porque luego de la tarde de ayer la empresa debe levantar su imagen frente a la afición.

Se presentó en Lima el torero mexicano Jerónimo con un toro terciado y mal encornado de Santa Rosa que se dejó pero que su matador no terminó de acoplarse. Un quite por navarras fue jaleada por los asistentes luego de un puyazo muy trasero. Noble sin humillar había que ganarle un paso para no quedarse fuera de cacho sobre todo al tercer muletazo cosa que Jerónimo no hizo quedando en más de una oportunidad a merced del toro. Mucho muletazo despegado sin aprovechar al toro que aunque no era una maravilla pudo estar mejor con él.

El Colombiano Luis Bolívar también se presentó en Acho. Torero con oficio queríamos verlo por su buen concepto pero se estrelló con un toro imposible para el lucimiento. Abanto al inicio, se venía cruzado descaradamente por el derecho. Sin humillar se fue descomponiendo conforme avanzaba la faena. Algunos muletazos bien tapado con oficio llegó a dar pero eso no es suficiente para llegar al público que dicho sea de paso, hubo muchos que no se dieron cuenta de la mala condición del toro. Un toro que se para a medio muletazo, se viene por dentro, no pasa y se defiende no puede ser aplaudido en el arrastre.

Paco Ramos ingresó en éste cartel al haber sido declarado con justicia triunfador de la Feria de la Oportunidad llevada a cabo en la Plaza La Esperanza. Muy protestado de salida el toro de Santa Rosa por chico condicionó la importancia de lo que se hacía delante de él. El buen quite por chicuelinas logró que los tendidos fueran tomando en cuenta lo que hacía delante del toro. Noble y con recorrido tenía el defecto de derrotar al final del muletazo. Las primeras series resultaron templadas con buen trazo largo pasándoselo cerca provocando los olés del tendido. Luego se dejó enganchar en varias oportunidades al final de los muletazos lo que provocó que el toro se fuera descomponiendo más acentuando sus defectos.

Otro que confirmó ayer su alternativa fue el peruano Luis López. Le tocó en suerte el toro de más peso de la corrida (¿590 Kg?). Debería verse si la balanza de la Plaza está bien calibrada porque los pesos no corresponden a lo que se ve luego en el ruedo. Volviendo a López, pecho con un toro imposible que junto con su falta de oficio le costó que le tocaran los tres avisos. Se fue a porta gayola de donde salió bien librado gracias a Dios porque el toro lo arrolló primero y luego se hizo el mismo el quite con el capote cuando el toro casi lo tuvo cogido. No remataba en el capote y fue muy mal picado. Se colaba y arrollaba por el derecho cogiendo al subalterno Andy Guerrero. No se entiende porque brindo a la concurrencia su labor frente a semejante prenda que ya en banderillas había mostrado su mala condición. Medias embestidas revolviéndose buscando lo dejaba atrás, miraba, probaba, lo intentó el diestro con notable ingenuidad sin nada positivo que resaltar.

Otro toro imposible le tocó a Rafael Serna. Sin clase, con medias embestidas, sin pasar ni entrega alguna fue siempre con la cara alta viendo por encima de los engaños. Saltó al callejón por la zona de chiqueros de donde no quería salir al principio. Poco o nada pudo hacer el diestro sevillano.

El único que embistió con alegría, repetidor y clase fue el sexto. Otro terciado de Santa Rosa que se empleó desde el capote permitiendo el toreo a la verónica y dos chicuelinas muy bien rematadas con la revolera que despertó  a los aficionados. Galleó por chicuelinas para llevar al toro al caballo donde recibió un buen aunque corto puyazo de Cesar Caro embistiendo humillado al peto recargando con los riñones. Tres pares de poder a poder ejecutados por Colombo que dejó las banderillas sobre el lomo que cabían en una moneda pusieron al público de pie. La faena la inició de hinojos en los medios con seis derechazos y el pase de pecho que fue muy jaleado por el público. En el remate de la primera serie por derecha que fue templada y de mano baja aunque algo apuradilla, tiró al toro por los suelos. Eso lo sitió el cornúpeta y se fue apagando. Las siguientes series por ambos pitones fueron más despaciosas siempre templadas y bien rematadas aunque con menos vibración. Las Bernardinas finales levantaron nuevamente la faena. Pudo cortar la oreja pero el fallo con la espada dejó el premio en una vuelta al ruedo.

1 comentario

Dejar una respuesta