La columna del Director

SEGÚN EL MINSA HAY MUJERES CON PENE

Por: Luciano Revoredo

La imposición de la ideología de género, de patrones de vida aberrantes y la discriminación contra los comportamientos tradicionales de la sociedad, está llegando a límites sorprendentes en el Perú.

Hace ya un tiempo se viene poniendo en práctica la NORMA TÉCNICA DE SALUD DE ATENCIÓN INTEGRAL DE LA POBLACIÓN TRANS FEMENINA PARA LA PREVENCIÓN Y CONTROL DE LAS INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL Y EL VIH/SIDA, del Ministerio de Salud.

Lo curioso es que esta Norma Técnica va mucho más allá de la prevención y control de las infecciones de transmisión sexual y el VIH/SIDA.

Si bien es cierto que dispone que su finalidad “es la de contribuir a la disminución de la transmisión de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), incluyendo la infección por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH); así como contribuir a la reducción de las complicaciones y muertes relacionadas al Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) en la población trans femenina, con enfoque de género, interculturalidad y respeto a los derechos humanos”. Lo cual ya es bastante cuestionable en varios aspectos que van más allá del cuidado de la salud, debemos tener en cuenta que la norma también incluye algunos aspectos de antología.

Es claro que el gobierno desatiende casos de urgencia como la intoxicación de los pobladores de Cerro de Pasco por la minería, o que abandona a las mujeres con cáncer de mama, que es uno de los más frecuentes, a las que no se les cubre la cirugía de restauración, la cual es considerada un tema estético, es decir frívolo. Sin embargo gracias a esta norma el estado subvenciona y entrega hormonas para satisfacer el capricho de señores que quieren parecer señoras.

La Norma define la  Identidad de género como la experiencia interna e individual que cada persona ha sentido con respecto al género, el cual puede o no corresponderse con el género de nacimiento. El término hace referencia tanto al sentimiento que la persona experimenta con respecto a su cuerpo (sentimiento que, si así lo decidiera esa persona, podría implicar la modificación de su apariencia o funciones a través intervenciones médicas o quirúrgicas), como a cualquier otra expresión del género: vestimenta, habla, o empleo de gestos específicos.

Es así que a lo largo de un extenso cuerpo legislativo se desarrolla toda la política de salud a seguir con estas mujeres trans. Llegando incluso a detalles propios de una antología del absurdo cuando señala que toda persona trans femenina, que no ha sido sometida a intervenciones quirúrgicas de reasignación de sexo, debe recibir consejería sobre el aseo y examen de los genitales, que incluye pene y testículos. Tal cual. Mujeres que se deben asear el pene y los testículos. Ha leído bien.

Más adelante la norma da detalles sobre la distribución de preservativos y lubricantes, obviamente pagados con nuestros impuestos, e indica que se debe preguntar con la delicadeza del caso a estas “mujeres” si usan su pene para penetrar a otras mujeres. En ese caso darles la consejería adecuada.

El homosexual Jandi Zea Navarro, que ahora viste como mujer y pertenece al falso colectivo “Madres en Acción”, es un defensor del Currículo Escolar con ideología de género que en el año 2009 fue detenido en un avión con seis kilos de cocaína (1) y luego se convirtió en activista LGTBI. Zea es además uno de los principales propulsores de la puesta en práctica de la Norma que nos ocupa a través de la ONG Jandi Zea Fundación.

Aquí vemos una publicación en su página de Facebook en que da cuenta de la puesta en práctica de la norma:

 

En esta publicación apoyando a las feministas de Flora Tristán en conferencia a favor de la ideología de género en las escuelas. Aquí se presenta como parte de la falsas  Madres en Acción

 

Es evidente que la manipulación victimista del grupo LGTBI tiene como fin que el estado financie sus operaciones y demás caprichos (Como en Argentina o España ) y cargue con las consecuencias de su vida libremente elegida  proporcionándoles medicación y tratamiento hormonal subvencionado.

Lo cierto es que el hospital Loayza ya ha destinado un área para   esos afanes LGTBI según se puede ver en este vídeo:

 

(1)   https://diariocorreo.pe/peru/la-policia-detuvo-a-viajero-de-avion-con-casi-6-kilos-de-droga-256849/

Dejar una respuesta