La columna del Director

QUE LAS ENCUESTADORAS Y LOS MEDIOS NO DECIDAN POR NOSOTROS

Caviares y mermeleros al borde de un ataque de nervios. Se viene ofensiva de la corrupción para tratar de derribar a López Aliaga que encabeza las preferencias de los peruanos

Por : Luciano Revoredo

En épocas electorales como la que estamos viviendo la gente espera con ansiedad los programas políticos, los debates y las encuestas. Esto funciona generalmente igual en todas partes. Otro elemento que entra en el juego electoral es la batalla de las redes sociales.

En el Perú ese ambiente electoral, esa especie de ecosistema político se encuentra desequilibrado por varias razones. Una fundamental es la corrupción, que desde hace años involucra a las encuestadoras, por ejemplo. No olvidemos que en su momento Vladimiro Montesinos declaró ante una comisión del congreso que en el año 2000 pagó mensualmente entre 20 y 30 mil dólares a las empresas encuestadoras Datum y CPI para inventar cifras en las encuestas.

Otro aspecto que pone de manifestó la presencia de la corrupción es la manipulación de los medios. Es lamentable que tengamos prácticamente un monopolio de los medios y que estos estén vinculados a Odebrecht, por ejemplo.

Medios y encuestadoras se aprestan a dar su último golpe juntos este domingo, última oportunidad para difundir encuestas.

Las encuestas influyen de manera determinante en la opinión. Pueden destruir una determinada forma de pensar, simplemente mostrando que es impopular o minoritaria.

La gente siente temor a sostener opiniones minoritarias, a ser visto como un marginal, a ser objeto de vilipendio por las mayorías. Así, las encuestas se convierten en un mecanismo o círculo vicioso que va demoliendo una posición.

Por otro lado, está lo que los sajones llaman el Bandwagon Effect, traducido al español como el efecto arrastre. Hablamos de la tendencia que induce a muchos a sumarse a lo que piensa o dice la mayoría, por temor, por búsqueda de reconocimiento social o por falta de posiciones propias, lo que los llevaría a confiar en las mayorías: si muchos creen algo… por algo será. El problema mayor se presenta cuando esas mayorías son creadas con la finalidad de influir en las masas.

En estos días ha trascendido que la encuestadora IPSOS estaría preparando  con los medios de la concertación  una encuesta con la que pretendería descalificar a López Aliaga, manipulando las cifras y reduciendo considerablemente sus preferencias. Esto con la finalidad de desanimar a sus votantes.

Está claro que el popular Porky ha conectado con los segmentos menos favorecidos del Perú consolidando una importante opción de derecha popular y que en estos momentos encabeza las intenciones de voto. Las encuestadoras y los medios de la concertación, que el ingenio popular ha bautizado como mermeleros, ya lo han intentado todo para bajarlo. Primero jugaron a encumbrar a un imposible político, el exarquero George Forsyth. No funcionó. Tocó el turno a Julio Guzmán, hoy convertido en un error estadístico. Ahora quieren vender a Lescano, simultáneamente están inflando al veterano octogenario de Soto y en un acto que podríamos calificar casi antinatura -los caviares son capaces de todo por medrar- hemos visto a Rosa María Palacios   decir que los conservadores debían votar por Keiko Fujimori y a Marco Sifuentes, antes prominente promotor del antifujimorismo,  entrevistarla en una especie de te de días. Todo con tal de desinflar el voto de López Aliaga.

Es importante ser firmes ante esta última arremetida de la corrupción y mantener nuestras decisiones. Que las encuestadoras y los medios no decidan por nosotros.

1 comentario

  1. La Sra. Fujimori, que ha sido dejada por los suelos durante los últimos cuatro años, no va a levantar vuelo, a pesar de tener portadas, debieron medir mejor los mermeleros, darle cuerda y recoger cuerda, pero por cuatro años diciendo que es la corrupción que merece la cárcel, la gente ya no lo cree. Creo que ellos solos se están creyendo su propio cuento. De todas formas invoquemos estos días a San José, aprovechando que estamos en su año y que es santo Patrón del Perú, para pedirle que interceda ante su Divino Hijo, y disponga los corazones a favor del candidato que representa la libertad. Mucho ojo, también han soltado una barrabasada como que está permitido el voto cruzado, algo que nunca ha estado prohibido, a ver si pega.

Dejar una respuesta