Política

EL SEXO NO DISCRIMINA, LA IDEOLOGÍA SÍ. ¿QUÉ DICE LA NORMA?

Por: Alejandro Muñante

Ya están circulando los videos de “mujeres trans” (hombres que se autoperciben mujeres) siendo intervenidos por los efectivos policiales, puesto que en su Documento Nacional de Identidad – DNI (dato objetivo) aparecen con nombre y sexo masculino. Ellos denuncian discriminación y falta de conocimiento (adoctrinamiento) por parte de los policías.(1)

¿Hay discriminación en estas intervenciones?, considero que no, puesto que, el Decreto Supremo No 057-2020-PCM, publicado este jueves 02 de abril, que restringe el derecho de tránsito por razón de sexo, señala textualmente lo siguiente:

“Artículo 3.- Inmovilización social obligatoria (…)

3.8 Para la adquisición de víveres o productos farmacéuticos, solo está permitido el desplazamiento de una persona por núcleo familiar. Los días lunes, miércoles y viernes únicamente podrán transitar personas del sexo masculino y los martes, jueves y sábados las personas del sexo femenino. Asimismo, el día domingo, la inmovilización social obligatoria es para todos los ciudadanos en el territorio nacional durante todo el día. Para la aplicación y control de la presente disposición, queda prohibido cualquier tipo de discriminación. (…).”  (El resaltado es nuestro)

Como se observa, el criterio diferenciador para esta norma restrictiva es el sexo binario, masculino y femenino. Y no podía ser de otra manera porque el sexo define una realidad inmutable y contrastable: todos nacemos hombres (xy) o mujeres (xx), y nuestros cromosomas permanecerán inalterables incluso después de muertos, independientemente de los gustos, sentimientos y atracciones que hayamos desarrollado. Ahora bien, ¿cuál es el medio idóneo y objetivo para determinar ese dato especifico (sexo)? ¿será acaso el maquillaje en el rostro, el tamaño del cabello o el atuendo con el que se sale al público? Pues no, porque según los propios defensores de la diversidad intolerante, estas formas sólo serían parte de lo que llaman “expresión de género”, la cual, dicen ellos, no está necesariamente ligado con el sexo, por ende, si afirmamos lo contrario, por ejemplo: “los hombres no pueden usar faldas”, estariamos reforzando “estereotipos sexistas”. Por tanto, el lobby LGTBI es el más interesado en dejar definido la disociación entre sexo y género.

Así, el meollo del asunto, no es entonces, la forma y modo cómo la gente se viste, sino el sexo al que pertenece, tal cual lo establece la norma, y ese dato objetivo sólo podemos obtenerlo del DNI.(2) En consecuencia, este tipo de intervenciones, no está limitando en lo absoluto el derecho y la libertad de los ciudadanos a vestir, andar, y expresarse de la forma como desean y sienten hacerlo durante la cuarentena; sólo que, a raiz de esta restricción excepcional, deberían hacerlo públicamente en los días en que en razón de su sexo les esté permitido transitar.

Sin embargo, no faltarán aquellos que aleguen que esta norma no puede propiciar la discriminación por razón de “identidad de género”, y por tanto deberiamos de interpretar que las “las personas trans” deberían estar inmersos en las categorias de sexo con el que se identifiquen, así su DNI diga lo contrario. Claramente esta posición extensiva del mencionado decreto ha sido apoyada por casi todas las altas autoridades, incluyendo a su propio autor, el presidente Martín Vizcarra. Sin embargo, no es la primera vez que el presidente muestra un profundo desconocimiento legal y constitucional, y es que, existe el principio general del derecho: “Las normas que restringen derechos deben ser aplicadas restrictivamente”, es decir, cuando exista una norma (Decreto Supremo) que restringa un derecho fundamental (tránsito), debe atribuirsele un alcance más reducido o restringido del que resulta prima facie de las palabras empleadas. No cabe pues, interpretaciones extensivas de una norma de esta naturaleza, y esto no lo digo yo, lo ha dicho el propio Tribunal Constitucional en más de una ocasión.(3)

 

Finalmente, resulta totalmente deleznable que las autoridades policiales pretendan sancionar a estos efectivos policiales que sólo cumplían su trabajo,(4) y usarlos prácticamente como “carne de cañón” para llevar a cabo por la fuerza el adoctrinamiento ideológico de tan importante institución; institución que debería estar encargada de ejecutar y hacer cumplir la ley, y no establecer el pensamiento único propiciando la discriminación por razón de ideas entre sus miembros.

 

 

———————————-

 

(1) https://elcomercio.pe/lima/sucesos/coronavirus-peru-pnp-sancionara-a-agentes-que-intervinieron-a-integrantes-de-la-comunidad-lgtbi-covid-19-cuarentena-nndc-noticia/?fbclid=IwAR1oVZMn4NZ0ld47AO4yoQjH_rsSZCJvb8p886PhBQL_wyfc3sOC1il_yqk

(2) Exp. N° 2273-2005-PHC/TC

  1. En efecto, en nuestro ordenamiento, el Documento Nacional de Identidad tiene una doble función: de un lado, permite que el derecho a la identidad se haga efectivo, en tanto posibilita la identificación precisa de su titular; y, de otro, constituye un requisito para el ejercicio de los derechos civiles y políticos consagrados por la Constituciónvigente”. (…).

(3) EXP. N.O 2235-2004-AA/TC / EXP. N.° 01385-2010-PA/TC

(4) Ley Orgánica de la Policía Nacional del PerúArtículo 8°. Atribuciones

Son atribuciones de la Policía Nacional del Perú las siguientes:

  1. Requerir la presentación de documentos de identidad personal cuando el caso lo amerite.

Dejar una respuesta