Historia

Churchill: el ingenio de un estadista

Por: Andrés Valle Mansilla

En enero de este año se cumplieron 55 años del fallecimiento del político y escritor británico Winston Churchill, figura indiscutible de liderazgo y lucha ante la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. En esta época donde muchos políticos optan por el populismo (de izquierda o de derecha) para ganar el aplauso fácil de las tribunas, Churchill sobresalió a pesar de sus errores en el plano militar y político que tuvo en el pasado (batalla de Gallípoli, patrón oro, apoyo a la abdicación del rey Eduardo VIII, entre otros) y se erigió como una figura firme y destacada en un mundo sumergido en el infierno del odio y de la guerra.

Es el único primer ministro británico que ganó el Premio Nobel de Literatura. Su amor por la historia y la lengua inglesa y su indiscutible ingenio lo llevaron a crear numerosas frases en sus conversaciones y discursos. Todos ellos quedaron registrados para la historia y hoy destacan como modelo de inteligencia, oratoria, chispa y perspicacia a la hora de defender sus posiciones ante cualquier cuestionamiento, por más intrascendente que éste fuera. Un ejemplo fue cuando en 1946 acudió a recibir el doctorado Honoris Causa en la Universidad de Harvard y acuñó en su discurso de agradecimiento el término “cortina de hierro” (o “telón de acero”, como dicen en España) para definir la separación política e ideológica entre el mundo capitalista y el comunista.

En las páginas de opinión de diversos diarios se puede ver cómo muchas veces numerosos columnistas apelan a sus frases para defender una determinada posición política, aunque no siempre sean las que él dijo con exactitud o que consten en archivos. Es por eso que me permito transcribir algunas frases suyas tomadas del libro “El ingenio de Churchill” (compiladas por Richard Langworth en 2015) para valorar su importancia política en el siglo XXI. Algunas son agudas siguen vigentes y otras corresponden a su tiempo. Otras son ingeniosas e hilarantes, pero nunca dejan de sorprender. Son tantas frases que podrían cubrir una web entera, como también sucede con las pronunciadas por el locuaz comediante Groucho Marx.

Como se podrá apreciar, no apelo a las frases que aparecen en internet sin citar fuente. De hecho, en el presente artículo se encuentran transcritas unas 90 frases seleccionadas tras disfrutar del sentido del humor, burlas, réplicas y discursos de quien fue, en mi opinión, el mejor estadista del siglo XX. Una figura imponente que se echa de menos en una época de mediocridad intelectual y analfabetismo funcional en el que se privilegia la imagen y no la erudición, especialmente a la hora de crear puentes para dialogar con cualquier oposición política. Espero que este artículo sea un ladrillo en la edificación de dichos puentes. Aviso que algunas frases están con negrita por ser las más geniales en mi opinión. Aquí vamos:

Máximas y reflexiones:

1. Es mucho mejor ser el creador de la noticia que recogerla; ser un actor es mejor que ser un crítico. (1898).
2. La crítica en el cuerpo político es como el dolor en el cuerpo humano. No es agradable, pero ¿qué sería el cuerpo sin él? (1940).
3. El elemento inesperado e imprevisible (…) evita que caigamos en la esclavitud mecánica de los lógicos (1946).
4. El reconocimiento de su lengua es esencial para un pueblo pequeño (1906).
5. Si destruyes un mercado libre, creas un mercado negro (1949).
6. Si tienes diez mil normas, destruyes todo respeto por la ley (1949).
7. Resulta muy duro, si no imposible, despreciar a una mujer hermosa; siguen siendo hermosas y rechazan los desaires (1900).
8. No sirve de nada decir: “Hacemos todo lo que podemos”. Tienes que conseguir hacer lo que es necesario (1916).
9. El objetivo del Parlamento es sustituir los argumentos por las peleas a puñetazos (1951).
10. Cuando el peligro está muy lejos podemos pensar en nuestras debilidades; cuando está cerca no debemos olvidar nuestras fortalezas (1939).
11. Casualmente, uno puede expresar mejor sus pensamientos con sus propias palabras (1940).
12. Nunca te rindas, nunca, nunca, nunca, nunca; en nada, grande o pequeño, enorme o insignificante; nunca te rindas, excepto ante las convicciones del honor y del buen sentido (1941).
13. Cuando uno intenta dar placer siempre está muy bien hacerlo de la mejor manera posible (1951).
14. Donde existe un gran poder hay una gran responsabilidad (…), donde no hay ningún poder, yo creo que no puede haber responsabilidad (1906).
15. La mejor combinación en el mundo es poder y compasión. La peor combinación en el mundo es debilidad y agresividad (1919).
16. Planta un jardín en el que puedas descansar cuando hayan pasado los días de cavar (1921).
17. Siempre es mucho más fácil descubrir y proclamar principios generales que aplicarlos (1936).
18. Toda reforma social que no se fundamente es un medio estable de intercambios internos se convierte en una estafa y en un fraude (1947).
19. No se debería hacer nada por resentimiento (1944).
20. Puede que intentes destruir la riqueza y descubrirás que lo único que has conseguido es aumentar la pobreza (1947).
21. ¡Con cuánta frecuencia en la vida uno tiene que contentarse con lo que puede conseguir! (1943).
22. En la guerra, decisión. En la derrota, desafío. En la victoria, magnanimidad. En la paz, benevolencia (1930).
23. Intentar estar seguro en todas partes es no ser fuerte en ninguna (1951).
24. ¿Quieres ser moral y físicamente fuerte? Entonces debes resistir las tentaciones (1945).
25. Estad siempre en guardia contra la tiranía, sin importar la forma que adopte (1945).
26. Un veredicto favorable siempre es bien recibido, aunque proceda de un juez injusto o de un árbitro tramposo.
27. Esta verdad es incontrovertible. El pánico puede obstaculizarla, la ignorancia puede burlarse de ella, la malicia puede distorsionarla, pero ahí está (1916).
28. Los motivos virtuosos, obstaculizados por la inercia y la timidez, no son rival para una maldad armada y decidida (1948).

Anécdotas y bromas:

29. Cuando le preguntaron a un hombre cuya suegra había muerto en Brasil cómo se debían disponer sus restos, respondió: “Embalsamar, quemar y enterrar. ¡No corramos riesgos!” (1938).
30. Recordamos el sarcástico chiste de la época de la guerra sobre el optimista y el pesimista. El optimista es el hombre al que no le importa lo que ocurra siempre que no le ocurra a él. El pesimista es el hombre que vivía con el optimista (1938).
31. Un hombre llamado Thomson fue a visitar al cirujano y le pidió que lo castrase. El cirujano puso reparos, pero cuando el hombre insistió y explicó sus razones, acabó accediendo y se lo llevó al hospital. La mañana después de la operación, Thomson despertó con un gran malestar. Se dio cuenta de que el hombre en la cama de al lado estaba dolorido y gemía. Se inclinó hacia él por el borde de la cama. “¿Qué le han hecho?”, preguntó. El hombre contestó: “Me han circuncidado”. “Dios santo -exclamó Thomson-, esa es la palabra que no podía recordar cuando me preguntó el cirujano lo que quería que me hiciera.” (1944).

Fintas y estocadas:

32. WSC: Nosotros (los conservadores) creemos que es mejor y más sabio abstenernos como cuerpo; y ese es el curso que vamos a seguir.
Sr. Bevin: ¿Cómo van a seguir ese curso mientras permanecen sentados?
WSC: Estamos hablando de los movimientos de la mente y no del traslado mucho más aparatoso del cuerpo humano (1945).
33. Mr. Attlee (laborista): El muy honorable caballero habrá escuchado con frecuencia: “Si no tienes caso, abusa de la otra parte”.
WSC: Con gran respeto, pido su permiso, señor presidente, para corregir el error de esta cita: “Cuando no tienes caso, abusa del abogado del demandante”. (1953).
34. Una admiradora: ¿No le emociona… saber que cada vez que pronuncia un discurso la sala está abarrotada?
WSC: Resulta bastante halagador, pero cuando tengo esa sensación, siempre recuerdo que si en lugar de pronunciar una arenga política me estuvieran ahorcando, la multitud sería el doble de grande (1952).
35. Bessie Braddock: Winston, usted está borracho, y lo que es más, está esquerosamente borracho.
WSC: Bessie, querida, usted es fea, y lo que es más, es asquerosamente fea. Pero mañana yo estaré sobrio y usted seguirá siendo asquerosamente fea (1946).
36. Mujer joven que acaban de presentarle: Hay dos cosas en usted que no me gustan: su nuevo bigote y su nuevo partido político.
WSC: No tiene por qué preocuparse, no es muy probable que entre en contacto con ninguno de los dos (1900).
37. Cuando Churchill preguntó a un grupo italiano a qué partido representaban, respondieron: Somos comunistas cristianos.
WSC: Debe ser muy inspirador para su partido tener las catacumbas tan a mano (1944).

Churchillismos:

38. Las personas cultas son simplemente la espuma brillante que flota sobre el profundo río de la producción (1929).
39. No puedo ofrecer nada más que sangre, trabajo, lágrimas y sudor (1940).

Gran comunicador:

40. Me alegro de que hayamos encontrado un terreno común para seguir adelante, aunque solo tenga la anchura de una coma (1910).
41. Me recuerda a un profesor al que en sus últimas horas finales los alumnos más devotos le pidieron un último consejo. Su respuesta fue: “Verificad siempre vuestras citas”. (1951).
42. Espero que todos dominéis la jerga oficial socialista que nuestros amos, como se llaman a ellos mismos, quieren que aprendamos. No debes utilizar la palabra “pobre”, sino que se los describe como “grupo de ingresos bajos”. Cuando se trata de la congelación del salario del obrero, el ministro de Economía habla de “detener el incremento en los ingresos personales”. La idea es que anteriormente los contribuyentes solían ser personas acomodadas y por eso será popular y seguro golpearlos a ellos. A sir Stafford Cripps no le gusta mencionar la palabra “salarios”, pero eso es lo que significa. También hay uno muy hermoso sobre casas y hogares. En el futuro se las debe llamar “unidades de alojamiento”. No sé cómo vamos a cantar la vieja canción de Hogar dulce hogar. “Unidad de alojamiento, dulce unidad de alojamiento, no hay nada como nuestra unidad de alojamiento”. Espero vivir lo suficiente para ver cómo la democracia británica escupe toda esta basura de sus labios (1950).
43. Creo que los jóvenes deberían ser cuidadosos con sus lecturas, como los ancianos con los alimentos que comen. No deberían comer demasiado. Deberían masticarlo muy bien (1934).
44. Vivimos en la época menos reflexiva. Cada día, titulares y corto plazo (1929).
45. Debemos tener un término mejor que “prefabricado” (para las casas). ¿Por qué no “construcción rápida”? (1944).

Personas:

46. Hablamos del ministro de Salud (Aneurin Bevan), pero ¿no deberíamos llamarlo más bien ministro de la Enfermedad, porque no es el odio visceral una forma de enfermedad mental y, en realidad, de un tipo altamente infeccioso? Es más, no puedo pensar en nada mejor para celebrar la inauguración del Servicio Nacional de Salud que se encuentre entre sus primeros pacientes una persona que necesita tan obviamente atención psiquiátrica (1948).
47. Los alemanes enviaron a Lenin a Rusia de la misma manera en que se envía un vial que contiene un cultivo de fiebre tifoidea o de cólera para verterlo en el suministro de agua de una gran ciudad, y funcionó con una precisión sorprendente (1919).
48. Sus simpatías, frías y anchas como el océano Ártico; sus odios, prietos como el nudo corredizo del verdugo. Su objetivo, salvar el mundo; su método, hacerlo saltar por los aires… Él solo podría haber conducido Rusia a la ciénaga encantada; él solo podría haber encontrado el camino de regreso a la tierra firme. Lo vio, se dio la vuelta y murió… El pueblo ruso quedó abandonado en el cenegal. Su peor desgracia fue su nacimiento; la siguiente desgracia: su muerte (1929).

Gran Bretaña, el Imperio y la Commonwealth:

49. Veo poca gloria en un Imperio que puede gobernar sobre las olas y es incapaz de limpiar las alcantarillas (1901).

Naciones:

50. En Rusia se llama reaccionario a un hombre si se opone a que le roben la propiedad y asesinen a su esposa e hijos (1919).
51. Todo tipo de rusos hicieron la revolución. Ningún tipo de rusos ha recibido sus beneficios (1931).
52. No existe ni un solo principio o concepto social o económico en la filosofía de los bolcheviques rusos que no haya sido formulado, puesto en práctica y santificado como ley inmutable hace un millón de años por las termitas (1927).
53. Llegará el día en que se reconocerá sin ninguna duda… que el estrangulamiento del bolchevismo en su cuna habría sido una bendición inigualable para la raza humana (1949).

Guerra:

54. ¡Calma! A nadie hieren dos veces el mismo día (1899).
55. Señor: Tengo el honor de informarle que, como no considero que su gobierno tenga derecho a detenerme como prisionero militar, he decidido escapar de su custoria… Lamentando que no pueda ofrecerle una despedida más ceremoniosa o personal, tengo el honor de ser, señor, su más obediente servidor, Winston Churchill (1899). mensaje a M. de Souza, ministro de la Guerra de la República Sudafricana, antes de escapar de manos de los bóers en Pretoria.
56. Los romanos tenían una máxima: “Acorta tus armas y alarga tus fronteras”. Pero parece que nuestra máxima es: “Disminuye tus armas y aumenta tus obligaciones”. Sí, y “disminuye las armas de tus amigos” (1934).
57. (El ministro de Asuntos Exteriores francés Pierre) Laval dijo: “¿Puede hacer algo para proteger la religión y el catolicismo en Rusia? Me ayudaría mucho con el Papa”. “¡Oh! -contestó Stalin-. ¡El Papa! ¿Cuántas divisiones tiene?”. No me han informado de la respuesta de Laval, pero estoy casi seguro de que mencionaría una serie de legiones que no siempre son visibles en los desfiles (1935).
58. Parece que estamos cerca de la terrible elección entre guerra y vergüenza. Mi sensación es que deberíamos escoger la vergüenza y después tendríamos la guerra un poco más tarde en términos más adversos que los actuales (1938). WSC a lord Moyne (y no como se afirma frecuentemente a Chamberlain en el Parlamento).
59. Esta guerra nunca habría estallado si, bajo la presión norteamericana y de la modernización, no hubiéramos expulsado a los Habsburgo de Austria y Hungría y a los Hohenzollern de Alemania. Al crear estos vacíos dejamos espacio para que el monstruo hitleriano saliera arrastrándose de su alcantarilla para ocupar los tronos vacantes. No cabe duda de que este punto de vista no está de moda (1941).

Política y gobierno:

60. El objetivo comunista es la estandarización universal… ¿La colmena? No, porque no puede haber reina ni miel, o al menos no debe haber miel para los demás (1931).
61. Intentar mantener buenas relaciones con un comunista es como cortejar a un cocodrilo. No sabes si hacerle cosquillas bajo la barbilla o darle un golpe en la cabeza. Cuando abre la boca no puedes decir si está intentando sonreír o se prepara para devorarte (1944).
62. Lamento que el señor Stalin lo haya llamado (al señor Attlee) belicista. Creo que no es verdad. También ha sido injusto porque la palabra “belicista” era, como sin duda habrán escuchado, la que muchos de los amigos y seguidores del señor Attlee pretendían adjudicarme siempre que se acercaban las elecciones (…). Por eso Stalin no es sólo culpable de una mentira, sino de una vulneración del copyright (1951).
63. El militarismo degenera en brutalidad. La lealtad propicia la tiranía y el servilismo. El humanitarismo se convierte en sensiblero y ridículo. El patriotismo se transforma en palabrería. El imperialismo se hunde en el patrioterismo (1898).
64. La idea que tienen algunas personas sobre él (el debate) es que son libres de decir lo que quieran, pero si alguien les replica, entonces se sienten ultrajados (1943).
65. Entre nuestros oponentes socialistas hay una gran confusión. Algunos de ellos contemplan la empresa privada como un tigre depredador al que se debe abatir. Otros la ven como una vaca que pueden ordeñar. Solo un puñado la ven como realmente es: un caballo fuerte y voluntarioso que tira de todo el carro (1959).
66. Me niego a ser imparcial entre los bomberos y el fuego (1926).
67. Hay un tipo de muy honorables caballeros -todos ellos buenas personas, todos ellos hombres honestos- que están dispuestos a realizar grandes sacrificios en defensa de sus opiniones, pero no tienen opiniones. Están dispuestos a morir por la verdad, si supieran lo que es la verdad (1903).
68. ¡No los llamen “el partido opositor”, sino “el partido en ese rincón”! (1906).
69. La alternancia de los partidos en el poder, como la rotación de los cultivos, tiene resultados beneficiosos (1907).
70. Es bastante cierto que nada puede atar a un parlamento. Todo parlamento es completamente libre de comportarse como un caballero o como un canalla; todo parlamento es totalmente libre de comportarse con honestidad o como un criminal. Esos son los derechos soberanos de esta augusta asamblea (1948).
71. Una vejiga vacía es un requisito indispensable para una discusión fructífera (1950).
72. Sería una gran reforma de la política si la sabiduría pudiese extenderse con la misma facilidad y rapidez que la locura (1947).

Educación, artes y ciencia:

73. Los hombres ya no estudian los clásicos. Era una ventaja cuando existía una disciplina común y todas las naciones estudiaban los hechos de dos estados (suponemos que Grecia y Roma). Ahora aprenden a arreglar coches.
74. En este punto también estoy acostumbrado a reafirmar con énfasis mi convicción de que el sol es real y que también está caliente; de hecho, está tan caliente como el infierno y si los metafísicos dudan de ello, deberían ir allí y comprobarlo (1930).

Personal:

75. No podría vivir sin champán. En la victoria lo merezco. En la derrota lo necesito (1946).
76. General Montgomery: Yo no bebo ni fumo y estoy al cien por cien en forma.
WSC: Yo bebo y fumo y estoy al doscientos por cien en forma (1942).
77. ¿Dónde empieza la familia? Empieza con un hombre joven enamorándose de una chica. ¡Aún no se ha encontrado una alternativa mejor! (1950).
78. Aunque siempre he estado preparado para el martirio, prefiero que se posponga (1930).
79. Estoy preparado para conocer a mi creador. Que mi creador esté preparado para la gran prueba de encontrarse conmigo es otra cuestión (1949).
80. ¿Cómo puedo explicar que el efecto tranquilizador del tabaco sobre mi sistema nervioso me ha permitido comportarme con calma y con cortesía en algunos encuentros o negociaciones personalmente incómodos, o que me ha ayudado a superar con serenidad algunas horas críticas de espera ansiosa? ¿Cómo podría decir que mi temperamento hubiera sido tan dulce o mi compañía tan agradable si hubiera abjurado desde mi juventud de la diosa nicotina? (1931).
81. (La prueba de la existencia de Dios) es la existencia de Lenin y Trotski, para los que (se) necesita un infierno (1929).
82. No me gustaría tener por nada del mundo el trabajo (de Dios). El mío ya es lo suficientemente duro, pero el suyo es mucho más difícil. Y -hum- él ni siquiera puede dimitir (1949).
83. Yo no soy un pilar de la Iglesia, sino un contrafuerte: la apoyo desde fuera (1954).
84. WSC: Ha sido muy ruda conmigo.
Enfermera Roy Howells: Sí, pero usted también ha sido muy rudo.
WSC contestó “con un ligero atisbo de sonrisa”: Sí, pero yo soy un gran hombre (1958).
85. Todo el mundo tendrá los mismos derechos en el cielo. Ese será el verdadero Estado del bienestar. Y también estarán los querubines. Qué raro será tenerlos alrededor (1946).
86. Pedirme que no pronuncie un discurso es como pedirle a un ciempiés que camine sin poner un pie en el suelo (1940).

Apócrifos (no existen fuentes de que Churchill las haya dicho):

87. El éxito no es el fin, el fracaso no es fatal: lo que cuenta es el coraje para seguir. (Se atribuye a Jules Ellinger en Quotationsbook.com, pero no se cita ninguna fuente).
89. Si un hombre no es liberal en su juventud, no tiene corazón. Si no es conservador cuando madure, no tiene cabeza (muy extendido por internet, pero sin fuente).
90. Nancy Astor: Si estuviera casada con usted, le pondría veneno en el café.
WSC: Si yo estuviera casado con usted, me lo bebería. (Hacia 1912. Fred Shapiro (Yale Book of Quotations) rastrea su origen hasta un chiste en el Chicago Tribune del 3 de enero de 1900, pero es muy posible que se lo repitiera a Astor el mejor amigo de Churchill, F.E. Smith, lord Birkenhead).

1 comentario

Dejar una respuesta