La columna del Director

EL JESUITA MENTIROSO

Por Luciano Revoredo.-

El sacerdote jesuita Rafael Fernández Hart escribe un blog en la página de RPP. Lo cual está muy bien. Pero lo que está muy mal es que usa ese espacio para desinformar y mentir. Es el caso de su última columna titulada ¡A la reja!, publicada el 6 de marzo último.

En esta columna el padre Fernández hace un panegírico de Pedro Salinas y Paola Ugaz e insinúa (1ra mentira) que la querella que afrontan en Piura con Monseñor Eguren sería consecuencia de su “investigación” sobre abusos en la iglesia. Nada más falso. La querella es por difamación a través del Twitter, de reportajes y declaraciones en que ambos incriminan a Eguren sin pruebas de abusos y hasta de tráfico de tierras.

Luego señala que “recientemente, incluso el periodista Pedro Salinas participó en Roma en la cumbre sobre abusos sexuales con lo que podemos reconocer que el papa Francisco ha estado muy atento a sus intervenciones”. (2da mentira).

Sobre este tema puedo hablar en primera persona porque estuve en Roma acreditado como prensa en la cumbre convocada por el Santo Padre. Al respecto puedo decir que Salinas estuvo en Roma, pero jamás con el Papa. Apenas asistió y participó brevemente en una reunión con Monseñor Scicluna en la que se dedicó a poner en claro que él no era víctima de abuso sexual. Cosa que siempre se preocupa de aclarar.

Al margen de esta breve participación, que se dio un día antes del inicio de la cumbre, Salinas no tuvo mayor participación ni presencia en el Vaticano. El resto de la semana participó de la anticumbre convocada por la organización anticatólica ECA, en pequeñas reuniones y un plantón que no llegó ni al centenar de personas en los exteriores de Castel Sant’Angelo. El resto fue Chianti y pasta.

Como si estas mentiras no fueran suficientes, el padre Fernández Hart dice: “…nos ha llamado especialmente la atención que el 28 de febrero incluso Amnistía Internacional expresara su preocupación por procesos penales por difamación agravada contra periodistas Paola Ugaz y Pedro Salinas”.

Sabemos que la Compañía de Jesús hace años atraviesa una crisis doctrinal, pero que un sacerdote cite como fuente digna de crédito a una institución que hace gala de su cristianofobia, que defiende el aborto y la ideología de género como Amnistía Internacional ya es demasiado.

Sobre la base de los criterios de Amnistía Internacional habla luego de lo delicado que es penalizar una investigación. Volviendo a mentir, ya que como está claro la querella no tiene nada que ver con la investigación de Salinas y la discípula de Gorriti, Paola Ugaz.

¿Cómo es que hemos llegado a una situación como esta en un hombre de la iglesia que debería señalar el bien y la verdad opta por la mentira? El padre Fernández Hart tiene la palabra.

Dejar una respuesta