Política

CARTA ABIERTA AL JEFE DEL COMANDO CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS

Ricardo Patrón Alcázar, Capitán de Navío (r) suscribe la carta

SEÑOR GENERAL EP JEFE DEL COMANDO CONJUNTO DE LAS FUERZAS ARMADAS

Cuando hace cerca de un mes escribí una carta abierta a la Ministra de Defensa, lo hice pensando no en que dicha carta causara alguna reacción en la citada persona, porque sabía de antemano que no haría nada; mi intención fue que llegara a los altos mandos militares y policiales, para que de alguna forma pudieran darse cuenta de la terrible situación por la que atraviesa nuestro país.

Los días pasan y no vemos ninguna voluntad de parte del gobierno de intentar revertir la grave crisis, política, económica y sanitaria que atravesamos; cada día se destapan más escándalos, corrupción y traición de extrema gravedad. Consciente de esta grave situación, me veo en la imperiosa necesidad de ahora escribirle a Ud. Señor General, en mi condición de ciudadano común y corriente y a la vez como oficial de la Marina de Guerra en situación de retiro.

Todos conocemos sus pergaminos y la acción heroica realizada en la victoriosa y ejemplar operación militar denominada Chavín de Huántar, de la cual Ud. formo parte y por la cual todos los participantes fueron considerados como Héroes de la Democracia; logrando liberar a los rehenes que estuvieron secuestrados por varios meses en la embajada de Japón, acto realizado por el grupo terrorista MRTA, del cual lastimosamente el hoy Presidente Interino del Perú es su más ferviente admirador.

Desde abril de 1997 hasta la fecha han transcurrido más de 20 años de esa gloriosa operación y seguramente durante ese lapso de tiempo Ud. ha hecho los méritos suficientes para ostentar el cargo y grado que hoy tiene.

Lo que no entiendo y me llama poderosamente la atención es que luego de haber demostrado un gran valor y heroísmo en esa operación militar, con el tiempo Ud. hoy haya cambiado totalmente, traicionando sus principios y valores morales y éticos, para convertirse en un lacayo y servil personaje a órdenes de un régimen genocida, corrupto y traidor del Perú y de todos los peruanos.

Puede un ser humano perder el rumbo y visión simplemente por ambición personal y de poder?,  luego de tantos años de servicio al país, de sacrificio y de heroísmo. Lo que Ud. hizo a lo largo de su vida y carrera militar de forma positiva, en unos años lo ha revertido. Todo el prestigio y respeto que alguna vez se ganó, lo ha arrojado por la borda con su conducta y accionar en perjuicio del país.

Lastimosamente Ud. es cómplice de todo lo ocasionado en los dos gobiernos que le tocó servir; avalando el golpe de Estado perpetrado por el mitómano usurpador al disolver el Congreso en forma inconstitucional; asimismo, se ha prestado y ha permitido en más de una oportunidad que se utilice la imagen y se manche el prestigio de las Fuerzas Armadas al presentarse acompañando al exmandatario y ministros tratando de avalar conductas y acciones impropias en perjuicio del país. No se ha manifestado en ninguna oportunidad al observar la inacción, ineptitud y corrupción de los gobiernos de los cuales fue y es parte; del nefasto manejo de la lucha contra la pandemia, que ha desatado la peor crisis sanitaria en la historia del Perú, habiendo ocasionado la muerte de miles de compatriotas, entre ellos muchos hermanos de armas y el dolor y sufrimiento de muchas más personas. Cargará en su conciencia por el resto de sus días estas muertes.

Usted también fue parte de una artera traición que no llegó a consumarse, al pretender el gobierno de turno que se ratifique el lesivo acuerdo de Escazú que ponía en peligro la independencia, soberanía e integridad territorial; al mantener un silencio cómplice y no manifestar su desacuerdo, en defensa de la Constitución y las leyes que lo obligaban a defender a la Patria y no intereses políticos de ideologías enemigas del Perú.

Ha permitido también, que se mancille y humille en más de una oportunidad la dignidad y el honor de nuestros Héroes, nuestras Fuerzas Armadas y a sus hombres y mujeres que la integran, al no pronunciarse cuando no se quiso reconocer la heroicidad del Almirante Miguel Grau y toda su dotación; al permitir el desplante de las autoridades en las ceremonias de clausura y graduación de los nuevos oficiales, entre otros.

Se ha mantenido en el cargo a pesar del cambio de gobierno, aunque tenemos claro que este gobierno es la continuidad del régimen corrupto, traidor y genocida. Ante tanta corrupción infamia, muertes, traición en perjuicio de nuestros compatriotas en ningún momento ha levantado su voz de protesta en defensa de los intereses patrios, poniendo por delante sus intereses personales, quizás por miedo a perder el poder y beneficios que hoy ostenta y a su inmensa ambición.

Quiero creer que aún conserva algo de dignidad y honor; por eso solo le pido que como Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas realice un pronunciamiento en defensa y respeto de la Constitución, ponga un alto a tanta infamia y crimen de tantos peruanos inocentes. Usted no puede ser tan indolente e insensible ante semejante atrocidad que se está consumando, demuestre que no es una marioneta de este régimen.

No solo es la crisis sanitaria, también está en riesgo la continuidad del Perú como una Nación soberana e independiente, la cual se encuentra en manos de hordas criminales que han tomado casi todos los estamentos del Estado, solo con el afán de instalar un régimen de una ideología de izquierda nefasta para todos, tal como hemos sido testigos de excepción en los países de la región donde han tomado el poder absoluto.

Estamos a puertas de un proceso electoral, quizás uno de los más importantes de nuestra vida republicana, del cual dependerá nuestro futuro y el de las generaciones venideras. Somos testigos del escandaloso comportamiento de las autoridades del JNE, los mismos que vienen ejecutando un proceso electoral nada transparente, el cual de seguirse por la misma senda, estaremos frente a un  fraude de grandes proporciones. No permita por ningún motivo la postergación de las elecciones del 11 de abril, garantice Ud. un proceso limpio y transparente.

Todo lo que diariamente acontece en el país sobrepasa todo lo racional y lo permitido, casi todas las autoridades gubernamentales que tienen que tomar decisiones contra la corrupción, la crisis sanitaria, económica se han convertido en unos zombis, coludidos todos para lograr sus objetivos personales e ideológicos: perpetuarse en el poder. Somos millones de peruanos que estamos en contra de este régimen del mal y solo un puñado los que quieren destruir todo lo que nos ha costado por siglos construir con tanto sacrificio, sangre, sudor y lágrimas.

Todavía tenemos tiempo de revertir esta situación y enmendar tanta podredumbre; recuerde que Ud. ante todo es un soldado al servicio de la Patria y como tal le debe lealtad y amor; recuerde que juró servir y defenderla hasta dar la vida si fuera necesaria en caso se vea amenazada por cualquier tipo de enemigo y recuerde también, que el futuro del Perú está en sus manos. La historia y todos los peruanos lo juzgaran por el resto de los siglos.

Atentamente,

 Ricardo Patrón Alcázar
Capitán de Navío (r)

 

1 comentario

  1. A través de la historia del Perú han habido ocasiones claves donde las personas que ejercen autoridad son puestas a prueba. Ejemplos hay muchos : el coronel Bolognesi en Arica, en la guerra con Chile, pero también en la vida política del país resalta la actuación del gran Almirante Grau, él se rebeló en contra de los hermanos Gutiérrez que asaltaron el poder y terminaron colgados en la plaza mayor y se rebeló también contra el almirante extranjero Tucker al que el Congreso nacional dio el mando de la escuadra. Hoy día la Patria está en peligro y necesitamos autoridades que la defiendan. General Astudillo póngase del lado del Perú y no permita que se quiebre la democracia. Usted tiene la palabra.

Dejar una respuesta