La columna del Director

IDEOLOGÍA DE GÉNERO EN LA COMISIÓN DE LA MUJER DEL CONGRESO

Por: Luciano Revoredo

Se realizó la sesión ordinaria de la Comisión de Mujer y Familia del Congreso de la República.

Estuvo como invitada la  Ministro de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Silvia Rosario Loli Espinoza; para que informe sobre “Las acciones concretas que se están adoptando para prevenir la violencia contra las mujeres y niñas durante el presente confinamiento, decretado desde el 31 de enero hasta el 14 de febrero de 2021”.

Hasta este punto podríamos decir que la Comisión estaba dentro de sus competencias. Pero sucedió que a pedido de la Ministro hubo más invitados, nos referimos a las madres integrantes de la “Asociación de Familias por la Diversidad Sexual” quienes fueron invitadas para comentar sobre su experiencia y la de sus hijos con relación al tema de identidad de género al interior de las familias.

Lo lamentable es que detrás de esto lo que hay es la intención del Ministerio de justificar la implantación de políticas de género. Así como también llama la atención que la Comisión de Mujer y Familia también tenga una agenda sesgada en ese sentido y no invite jamás a instituciones que promueven la familia natural.

Como se sabe,  comisiones como Pueblos Andinos  y Mujer  siempre son muy ansiadas por la izquierda y tradicionalmente las han usado como plataformas para introducir su veneno a la sociedad.

La ministro Loli se centró en las cifras y lugares comunes de siempre. El verdadero fondo de la sesión eran las invitadas de la mentada asociación. Cabe mencionar que esta asociación es parte de una organización internacional, la Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual, la misma que trabaja en muchos países y que ya incluso tuvo una de sus convenciones internacionales en nuestro país bajo el auspicio de la entonces alcaldesa Susana Villarán. (ver vídeos al final de la nota)

La primera exposición correspondió a María Cristina Carnero Varona, Presidenta de la Asociación Familias por la Diversidad Sexual – Perú, quien obviamente inició su alocución saludando respetuosamente a todos, todas y todes. Luego vino una tediosa exposición dedicado al bienestar de sus hijos, hijas e hijes.

La señora Carnero definió a la sociedad peruana como machista y discriminatoria justificando así la existencia de su asociación, para luego de una lacrimosa victimización incidir en la necesidad que el estado reconozca la identidad de género y se eduque a los niños desde muy pequeños en ese sentido.

Luego hizo uso de la palabra Silvia Aguilar Casas, integrante de la Asociación de Familias por la Diversidad Sexual, que declaró ser madre de un transexual de 20 años. Luego contó, con detalles el drama de su hija con trastorno de identidad de género, a la que en todo momento llamó hijo.

La siguiente expositora fue María Gina Arnillas Traverso, también integrante de la Asociación de Familias por la Diversidad Sexual, de entrada, declaró ser madre de una chica trans (es decir un hombre que se identifica como mujer), incidió en el tema legal y en el ya manido asunto del DNI, que no corresponde con la persona que se ve y en el hecho que sus documentos la identifiquen como hombre. Toda esta exposición estuvo orientada a pedir la aprobación del Proyecto de Ley sobre Identidad de Género.

Finalmente expuso María Callañaupa Amable, otra integrante de la Asociación de Familias por la Diversidad Sexual, madre de un homosexual, declaró al inicio de su intervención ser muy creyente y luego atribuyó a su fe el haber hecho muy infeliz la infancia de su hijo. Finalmente, entre lágrimas dijo que su hijo se había ido del Perú al no encontrar una sociedad inclusiva, añadiendo que la homosexualidad no era pecado.

Luego de las exposiciones de las invitadas se dio inicio a una ronda de intervenciones de los congresistas integrantes de la comisión.

Dio inicio a esta ronda la congresista Mónica Saavedra Ocharán de Acción Popular en una dramática alocución en defensa de los niños y jóvenes con problemas de identidad sexual. Hizo un alegato en favor del amor en la familia. Felizmente parece que la congresista ha superado aquella parte de su personalidad que en su momento la llevó a ser condenada por Violencia familiar y maltrato psicológico contra su hijo.

En segundo lugar, intervino la comunista Rocío Silva Santisteban, que definió al Perú como un país injusto, machista y homofóbico, para luego volver a la carga sobre el tema de la Ley de Identidad de Género.

Luego intervino Carolina Lizárraga la presidenta de la comisión quien leyó una suerte de declaración sobre aspectos legales internacionales y volvió a pedir la intervención de las invitadas para explayarse en casos de discriminación.

Es lamentable que la Comisión se preste a estas manipulaciones. No negamos que es muy triste que personas con trastorno de identidad de género padezcan situaciones dolorosas. Pero eso no justifica que se pretenda que, por esa condición de una minoría, se procure introducir ideologías que atenten contra el resto de familias y sobre todo de la correcta formación de los niños peruanos.

La ideología de género en que se basa todo este tinglado propone que todos podemos «elegir» el sexo que queramos. Y que imponer una sexualidad (por eso hablan de «sexo asignado al nacer») es un acto de violencia que la sociedad y las familias cometen.

La ideología de género sostiene que la sexualidad es una construcción social, una imposición cultural y que, por lo tanto, podemos y debemos autoasignarnos la sexualidad por la que optamos de acuerdo a nuestra propia percepción. Por eso ahora se impone el bloqueo de la pubertad y las cirugías de «reasignación de sexo» incluso en niños.

El trastorno de identidad de género también conocido como disforia de género, no es la única disforia que existe, hay otras y todas tienen tratamiento psiquiátrico.

Por ejemplo, la anorexia nerviosa, que lleva a la persona a tener una imagen distorsionada de su cuerpo, tiene un tratamiento con terapia y fármacos para que la persona recupere la armonía y la imagen de su cuerpo.

Hay personas que rechazan alguno de sus miembros, que sienten por ejemplo que sus piernas no pertenecen a sus cuerpos. Padecen «trastorno de identidad de la integridad corporal» y muchas veces piden que se les amputen los miembros que no perciben como propios. En estos casos no se procede a amputar sino a dar tratamiento con terapias.

Pero con el tema del género, se somete a los pacientes a cirugías que los mutilan, les inyectan hormonas y viven una fantasía, que la sociedad debe creer y reconocer, porque la perspectiva de género, sobre la cual se quiere legislar ahora en el Perú no es ciencia, sino una imposición ideológica.

La Comisión de Mujer y Familia está en el deber de ampliar su visión y sintonizar con las grandes mayorías. Está en el deber de proteger a la familia. Debe extender su visión e invitar a otras instituciones que opinen sobre el tema, una de ellas ha de ser la Asociación de Ex – LGTB, que darían una visión necesaria y complementaria a la que se quiere imponer.

 

1 comentario

  1. Felicitaciones por este reporte y análisis. Esto es un verdadero problema sobretodo cuando se quieren introducir proyectos de ley a espaldas de los ciudadanos. Soterradamente como las vacunaciones vip. No hay transparencia ni en la ciencia ni en los temas sociales. Como ayudar o qué hacer para que este proyecto sea frustado?

Dejar una respuesta