La columna del Director

20 RAZONES PARA VOTAR POR KEIKO FUJIMORI

Por: Luciano Revoredo

El Perú enfrenta este 6 de junio las más importantes elecciones de su historia. Ha querido nuestro destino como nación ponernos ante la disyuntiva de elegir entre sostener la república en un modelo de libertad y democracia o abrir las puertas a la improvisación y la perversidad comunista que acabaría con cualquier forma de libertad.

Nos toca elegir entre Keiko Fujimori, de larga trayectoria política y a quien ha tocado el enorme papel de encarnar la candidatura democrática y Pedro Castillo, un sindicalista del magisterio, un analfabeto funcional y comunista con evidentes vínculos con Sendero Luminoso.

Keiko Fujimori llega a esta elección tras dos intentos de alcanzar la presidencia y luego de que en un evidente fraude le birlaran la elección en 2016, tal como en su momento lo denunciara el propio presidente Alan García en una entrevista a Canal N: “El margen, usted recuerda, 40,000 votos de diferencia entre Kuczynski y Fujimori se logró, y esto es gravísimo y no se ha investigado, se logró porque la noche anterior se dictó orden para que ningún policía votara y oficiales del ejército Si usted hace una encuestas, el 80% de esos votos tenían un destino porque les gustaba el tipo de autoridad o de gobierno fuerte”. A esto hay que sumar que por orden de Ollanta se trajo a la tristemente recordada experta en fraudes electorales, la venezolana Tibisay Lucena, quien contribuyó en la maniobra fraudulenta del voto electrónico.

Pedro Castillo era un personaje desconocido hasta que encabezó una huelga del magisterio en 2017 sostenido por la facción del SUTEP-CONARE de clara identificación con el MOVADEF que puso en jaque al gobierno y logró la caída de la ministra de Educación Marilú Martens.

En este momento histórico nos toca elegir entre ambos para que uno de ellos tome las riendas del país como Presidente de la República desde el próximo 28 de julio, día en que además celebramos el bicentenario de la república.

Tengo claro mi voto. Sin ninguna duda y con absoluta certeza será por Keiko Fujimori. Aquí las razones:

  1. Creo firmemente que, si bien la democracia no es un fin en si misma, es el mejor medio para lograr el desarrollo y sostener la libertad y los derechos fundamentales de las personas.
  2. La diferencia entre ambos candidatos es abismal. Keiko Fujimori se ha preparado durante décadas para gobernar, Castillo es prácticamente un iletrado.
  3. Keiko representa una opción claramente democrática mientras que Castillo es un personaje con vínculos muy turbios con Sendero Luminoso y la izquierda más radical.
  4. Fuerza Popular,  puede ser cuestionado por algunos, sin embargo, es un partido que ha aprendido en la experiencia y se ha renovado. Su compromiso de apertura y vocación democrática son ahora muy claros.
  5. Keiko ha dado claras muestras de madurez política. Está claro que la persecución y la cárcel la han convertido en una persona centrada y empática.
  6. La diferencia entre los equipos técnicos es enorme. Fuerza Popular los tiene y de un nivel muy superior. Perú Libre sigue improvisando, hasta hace unos días no tenía nada que mostrar y llevó al Debate Técnico una gavilla de impresentables.
  7. Según ha informado el Servicio de Asesoría Empresarial de Apoyo Consultoría, el 75% de las empresas ha detenido sus inversiones de corto plazo por la elección, y un eventual gobierno de Castillo llevaría la confianza a su mínimo histórico.
  8. Sólo el crecimiento de Castillo en las encuestas y la contingencia de su elección ha llevado el dólar a su nivel más alto y la posibilidad que siga subiendo es evidente.
  9. El modelo económico generó riqueza, que se haya gestionado mal o corruptamente es tema aparte. No por eso hay que pensar en un modelo estatista que nos conduciría a más pobreza y más corrupción.
  10. La propuesta de Castillo es parte de una franquicia totalitaria propuesta por el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla que nos convertiría en una nueva Venezuela o Cuba.
  11. La lucha contra el narcoterrorismo de la alianza de Sendero Luminoso con los cárteles de la droga es fundamental, pero Perú Libre los ve como “amigos” y pretende desmilitarizar el VRAEM.
  12. De llegar Castillo al poder arrasará con los fondos de las AFP. Hablamos del ahorro de 7 millones de peruanos para tener una pensión en un modelo que eligieron libremente. El gobierno comunista se apropiaría de este dinero para crear un Banco de los Trabajadores. Robarían fondos de dinero ajeno para sostener esta empresa pública.
  13. Pedro Castillo ya ha anunciado la prohibición de las importaciones. Este experimento ya lo hemos vivido y solo produce encarecimiento de los productos, especulación y pobreza.
  14. El enorme desarrollo del agro peruano, ya golpeado y puesto en peligro cuando grupos extremistas lograron desvirtuar la llamada Ley de Promoción al Sector Agrario, recibiría una estocada final si se aplica la reforma agraria comunista que propone Perú Libre. Pobreza y destrucción del campo garantizados.
  15. Castillo impondrá el aborto. Este crimen horrendo es parte de su plan de gobierno.
  16. En caso de llegar Castillo a la presidencia, el verdadero poder estará en manos del dueño del partido que es el condenado por corrupción y miembro del Foro de Sao Paulo Vladimir Cerrón y que sigue las instrucciones de este grupo internacional de delincuentes comunistas.
  17. Fuerza Popular y Keiko Fujimori garantizan la libertad de expresión. La dupla Cerrón-Castillo encarnan el totalitarismo que odia la libertad. Ya son varios los casos de periodistas amenazados, golpeados y maltratados por el lumpen comunista de Perú Libre.
  18. No podemos avalar la estatización de los recursos naturales si las empresas que legalmente los vienen explotando no aceptan una negociación leonina e ilegal.
  19. El Perú es un país minero. El plan de gobierno de Perú Libre acabaría con la minería.
  20. El voto por Keiko Fujimori garantiza la democracia, las libertades, el crecimiento económico y el respeto a la Constitución que nos ha permitido tres décadas de desarrollo.

 

Son estas razones la que sintetizan mi absoluta convicción de ir a votar este 6 de junio por Keiko. El Perú es de los peruanos, que no nos lo roben improvisados y corruptos comunistas.

2 Comentarios

  1. Si gana Keiko tiene inmediatamente una ventaja de inversión sobre Chile, ya que las inversiones Latinoaméricanas correrían hacia el Perú (Chile va a estar paralizada por lo menos 2 años o más porque ganó el cambio de constitución). El precio del cobre va a seguir en alza por la recuperación de la economía de China y Estados Unidos… La pandemia sido una circunstancia nefasta con muchas secuelas, pero no va a ser eterna, este año el Perú va estar vacunado y la economía va empezar a fortalecerse, pero solo sería posible si no espantamos las inversiones y paralizamos el mercado. Por otro lado, paralizar las importaciones para priorizar las exportaciones es un error, porque al salir de los tratados internacionales de libre comercio, nuestras exportaciones pagarían muchísimo más impuestos y no serían competitivas. En el caso de la papa peruana para movilizar la papa del sur, alguien tendría que pagar y estos serían lo de la costa Norte.

    Hay muchas formas de ganar-ganar. Pero sólo podríamos ganar con una economía en movimiento y con profesionales preparado para ello. Sería muy difícil que estos profesionales se queden en el Perú para que se subyuguen a un socialismo radical y autoritario.

    Si analizan ambos planes que han ido cambiando a favor de los más necesitados, el de Keiko es muy cercano a la reinversión en las clases más golpeadas. Ambos sólo se pueden generar o hacer realidad con una economía social de mercado. El plan de Keiko es ahora social- democrático. El tema del cambio Constitución es un tema político, movida por emociones más que por razón: “odio que haya sido una constitución fujimorista, de un perro dictador”, ese es el speech. Es una cuestión visceral. Es destruir lo que construyó el otro para expresar lo más nefasto de las frustraciones políticas personalizadas.
    La Constitución del 93 frustró un camino socialista que se había ido construyendo en el Perú y Latinoamérica, desde los 60’s. (Pero la gran parte de la constitución del 93 está basada en la constitución del 79 ).

    La Constitución 93 ha sido cambiada en más de 11 veces y probablemente con Keiko se vayan mejorando leyes por la contra fuerza del Legislativo y que serían aceptadas ante la evidencia qué son necesarias y también ante la necesidad negociadora que corresponde a estas contra fuerzas políticas. Pero no paralizaría al Perú entre dos años o para siempre.

    El destino económico del Perú y de todos los peruanos está en juego.

  2. No podemos ni debemos olvidar el velascato, la experiencia más desastrosa de intervencionismo estatal que significó la paralización de la economía peruana por 10 años y el quinquenio de A. García que no pagó la deuda externa y nos sumió en la hiperinflación, como ahora ocurre con Venezuela, no dejemos que nos conviertan en Peruzuela

Dejar una respuesta