Política

ESTARÉ DEL LADO CORRECTO DE LA HISTORIA

Edgar Trejos, de la Coordinadora Nacional de Padres y  APAFAS del Perú, publicó un vídeo de apoyo al comunista Pedro Castillo. Nuestra columnista,
la abogada Mariella Bianchi, que alguna vez compartió justas luchas al lado de él, le responde en este artículo.

 

Por: Mariella Bianchi*

Apreciado Edgar Trejos, desde hace años hemos venido batallando juntos, todos los colectivos pro vida y pro familia contra la ideología de género y el feminismo radical. Hemos venido luchando para que nuestra educación y los textos escolares estén libre de ideología de género, de lenguaje inclusivo y del comunismo que llama conflicto armado interno a lo que fue terrorismo.

Creíamos que seguiríamos luchando juntos, pero cada quien tomó su camino, uno por el comunismo, el castrochavismo y el terrorismo genocida; y el otro, por la democracia.

Ahora, amigo Edgar Trejos, sales a marchar por quien sería el verdadero gobernante: Cerrón, no por Castillo, un marxista, leninista, maoísta, pensamiento Gonzalo, marcharás al lado de Terrónika, Indira Huilca y Glave, feministas promotoras de la ideología de género y del aborto. Marcharás al lado de CONARE-SUTEP, brazo político de MOVADEF (Sendero Luminoso), marcharás para que Cerrón llegue al poder, no tu profesor Castillo, que se ha comprometido a liberar a Antauro y hacer del Perú, otra Venezuela. Marcharás al lado del amigo de Castillo: Quiroga del Hezbollah, cuyo terrorismo islámico es impulsado desde Abancay.

Yo estoy en la trinchera de al frente, en la verdadera trinchera patriota, la que defiende la libertad y la democracia de nuestra patria, hoy marcho orgullosa al lado de los valerosos miembros de las Fuerzas Armadas y Policiales en retiro, que se fajaron por nosotros para librarnos del terrorismo sanguinario, cuyos camaradas forman parte de tu partido.

Hoy también marcho con mis hermanos católicos y evangélicos, renovando nuestro juramento al Dios de Jacob, al que nuestra patria se consagró, todos unidos defendiendo nuestra fe en Dios, porque sabemos que el comunismo odia a la fe cristiana, pues su dios se llama Estado y sus gobernantes tiranos: los semidioses de su fe. El comunismo también odia a la familia, porque según el marxismo, es la unidad productiva que genera riqueza, esa que es la fuente de odio y envidia de los resentidos sociales y vagos, que exalta a la pobreza como una causa de justicia social reivindicativa, en la que caen muchos aturdidos por sus cantos de sirena populistas y demagógicos, que usan a la pobreza como negocio para generar riqueza, pero no para el pueblo por el que dicen luchar, sino para la cúpula de poder comunista. Mira a Castro, Chávez, Maduro, Evo y otros tantos llenos de millones, dándose lujos con marcas “capitalistas” en los países a los que llaman imperialistas. El negocio de hacer pobres es la fuente de riqueza de la cúpula de poder comunista.

Mi convicción patriota me compromete a levantar la voz en defensa de la democracia, de la libertad, de nuestra fe cristiana, de nuestras familias y de nuestra patria. ¡Con el comunismo y con el terrorismo no se negocia!

Hoy entono con orgullo el Himno Nacional, a una sola voz con miles de hermanos peruanos, convencida de que estoy del lado correcto de la historia del Perú y que cuando mis hijos me miren a la cara, lo hagan orgullosos de que su madre luchó por su patria, que salió al frente como miles de madres y mujeres peruanas que hoy se unen a nuestra convocatoria.

La historia del Perú nos juzgará y en los libros que se escribirán narrando estos hechos, estará tácitamente mi nombre y el de muchos peruanos que arriesgando su salud, supimos salir al frente sin dudarlo para defender a nuestra patria, hasta quemar el último cartucho.

¡SOMOS LIBRES, SEÁMOSLO SIEMPRE!

¡VIVA EL PERÚ!

* Pdte. ONG Palabra de Mujer

1 comentario

Dejar una respuesta