La columna del Director

LA PATRIA ESTÁ SECUESTRADA

Por: Luciano Revoredo

Fue en Ayacucho donde Sendero Luminoso, esa maldita secta comunista, inició su lucha contra el Perú y los peruanos. Cuatro décadas mas tarde ha sido en Ayacucho que sus herederos políticos han clavado un puñal a la Patria, precisamente en la conmemoración del bicentenario.

La elección y posterior proclamación, a todas luces fraudulenta, de Pedro Castillo como ilegítimo e ilegal Presidente de la República fue un primer paso. La juramentación de un procesado por apología del terrorismo como Guido Bellido la más clara señal de alerta. Estamos ante la toma del poder del neosenderismo.

Los senderistas elegidos congresistas gracias a la miseria humana de los miembros del Jurado Nacional de Elecciones, encabezados, como no podía ser de otra manera por un defensor de terroristas: el deplorable Salas Arenas. La traición de Piero Corvetto desde la ONPE. La complicidad de amplios sectores de la prensa bautizada por el ingenio popular como mermelera, el posicionamiento de los odiadores, el papel infame de los políticamente correctos que apostaban su “dignidad”, los perversos y siempre nocivos caviares dispuestos a todo por mantener sus prebendas y canonjías, son los peldaños de una escalera de odio y malignidad que nos ha conducido a la situación que ahora todo peruano bien nacido solo puede lamentar.

Pedro Castillo es un perfecto ignorante, un analfabeto funcional. Su ser solo es capaz de albergar odio y resentimiento. Pero resulta el más útil aliado para Vladimir Cerrón, un condenado por corrupción y cabecilla de los Dinámicos del Centro. Esta dupla, al servicio del Foro de Sao Paulo está dispuesta a crear el narcoestado peruano para alimentar las arcas de esa organización criminal internacional de comunistas que vienen esquilmando el continente desde hace ya varios lustros.

Sin embargo, son limitados y mediocres. No las tienen todas consigo. Su alejamiento de la caviarada los ha condenado a tener que buscar la autonomía entre sus cuadros, una suerte de catálogo de perversos, patibularios e incapaces. Es así que llegamos a la necesidad de conformar un gabinete. Labor titánica teniendo que elegir en el fango y las cloacas del marxismo peruano.

Alejado del Palacio de Gobierno por sus prejuicios y en un estéril propósito de refundar la República, vimos todos a Castillo enfundado en su atuendo chavista tomar juramento a una gavilla de impresentables como su primer gabinete. La escena fue patética, atroz, insufrible. Solo faltó la congresista amiga de Sendero que ofende la majestad del parlamento vestida de basurera.

Así están las cosas. Tenemos como canciller a un subversivo decrépito como Héctor Béjar, lejos de asumir tan importante ministerio debiera ocupar una vitrina entre las momias de infamia comunista. Es un agente cubano de amplio prontuario.

En defensa ha jurado el pintoresco  Walter Edison Ayala Gonzales, que alcanzó notoriedad por ser quien presentó la demanda de amparo para que el Congreso de la República no continúe con el proceso de selección de magistrados del Tribunal Constitucional (TC). Fue Suboficial de Segunda de la Policía Nacional del Perú, dado de baja el año 1997 por medida disciplinaria.

El nuevo ministro del interior es Juan Manuel Carrasco Millones,  extitular de la Fiscalía Especializada Contra el Crimen Organizado en Lambayeque. Actual titular de la fiscalía provincial Especializada contra la Criminalidad Organizada de Chiclayo donde tenía a cargo importantes investigaciones como ‘Los Wachiturros de Tumán’, y ‘Temerarios del Crimen’. Según denuncia de la ONG Projusticia de Fernando O´Phelan, tendría serios cuestionamientos.

En el Ministerio de Educación se ha nombrado a Juan Raúl Cadillo León, integrante del equipo técnico del Perú Libre. Hombre de confianza de Cerrón y radical comunista.

La cartera de Salud recayó en Hernando Ceballos Flores, médico, integrante del equipo técnico de Perú Libre, antes fue congresista por el partido político Frente Amplio (2016-2020) y presidió la Comisión de Salud con solvencia.

El nuevo ministro de Agricultura es Víctor Raúl Maita Frisancho, es bachiller de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco. Ha sido asesor legal y secretario de la Federación Agraria Revolucionaria Túpac Amaru de Cusco (FARTAC). Este año fue elegido como presidente de Consejo Directivo Nacional de la Confederación Nacional Agraria (CNA) para el periodo 2021 – 2024.

El caso del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo es grave. Iber Antenor Maraví Olarte, el flamante ministro estudió Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Nacional “San Luis Gonzaga”, ha sido regidor de la municipalidad de Huamanga (Ayacucho). En su haber tiene, el que resulta paradójico que sea ministro de trabajo y que a la vez haya sido sancionado por incumplimiento laboral, como se detalla en una resolución del Tribunal de Servicio Civil. Pero eso queda en la anécdota si se tiene en cuenta que además ha sido un activista del brazo senderista llamando MOVADEF.

En Produce está Iván Quispe Apaza, es Ingeniero Economista, ha sido congresista por el Frente Amplio por la región de Puno en el reciente periodo parlamentario 2020-2021. Fue autor y promotor de un proyecto de legalización del aborto. Desconoce el sector producción.

El Mincetur se ha entregado  a Roberto Helbert Sánchez Palomino es presidente del partido izquierdista Juntos por el Perú, su experiencia antes de asumir el ministerio es que  se desempeñó como gerente de Desarrollo Social en la Municipalidad de Huaral.

El MINEM lo asume Iván Godofredo Merino Aguirre, se desempeñó como gerente general de la empresa Sur Análisis y Servicios (Sur Analisis S.A.C.) desde 2019. Es gerente general en ISSA S.A.C desde el 2006, gerente general en Sur: Escuela Superior de Gestión S.A.C desde el 2017, tiene como actividad principal la consultoría de gestión. Es lo más cercano a un caviar en el gabinete.

Gran improvisación en  el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, fundamental en el desarrollo del país y que maneja un gran presupuesto. El ministro es Juan Francisco Silva Villegas, se desempeñó como gerente general de SEAS, pequeña empresa de transporte urbano. Fue director del Instituto de Educación Privada Víctor Andrés Belaunde de Puente Piedra y tiene estudios de Administrador de Empresas en ENAMM – Escuela Nacional de Marina Mercante “Almirante Miguel Grau”.

El importante despacho de Vivienda, construcción y saneamiento le ha tocado a  Geiner Alvarado López, ha sido gerente de Infraestructura de la Municipalidad de Chachapoyas. También ha ocupado cargos similares en la Municipalidad de Luya y en el Gobierno Regional de Amazonas. Obviamente aparte de ser comunista no tiene el perfil.

El pintoresco notario huancaíno  Ciro Gálvez muy cuestionado por su labor es el nuevo ministro de cultura. Cabe mencionar que construyó una horrible mole de cemento en la zona monumental de Huancayo sin respetar parámetros ni volumetría. Será quien se encargará de proteger nuestro patrimonio de otros como él.

El ministerio del ambiente recae en  Rubén Ramírez Mateo, no tiene mayor experiencia, ha trabajado en un estudio de abogados y en un centro de conciliación, antes de ejercer como asesor  en el Congreso de la República por un breve período. Resulta curioso que deba ahora proteger el ambiente cuando por ejemplo fue abogado de los invasores de  la zona de ‘Lomo de Corvina’ en el distrito de Villa el Salvador.

El MIDIS se le ha entregado a la inefable  Dina Boluarte, indigna Vicepresidente de la República que llegó a ese cargo de modo irregular e ilegal.

El innecesario ministerio de la mujer lo asume  Anahí Durand Guevara, comunista radical con nexos personales con el MRTA, incluso es firmante de un documento que pide la excarcelación del terrorista Polay Campos.

Esta es la realidad que enfrentamos. Es probable que la retorcida mente de Cerrón haya ideado este gabinete como un fusible, pensando en que el Congreso de la República le niegue la confianza y dar así el primer paso para su cierre.

Lo cierto es que este gabinete  de ministros salidos del más profundo estercolero del comunismo peruano no es digno de llevar las riendas del estado. El Congreso deberá actuar con energía. Negar la confianza al gabinete de llegarse a su presentación, pero  de inmediato y de acuerdo a los artículos 99 y 100 de la Constitución  iniciar el juicio político y posterior vacancia de Castillo.  Paralelamente las calles deben ser nuevamente tomadas por los patriotas peruanos. No cesar  en la defensa de la patria secuestrada. De las fuerzas armadas amansadas con los mandiles rosados del vizcarrato no podemos esperar mucho. Ya los hemos visto en el desfile militar bajar la cabeza ante el socio del MOVADEF Pedro Castillo y el apologista de Sendero Luminoso Guido Bellido.

Dejar una respuesta