Cultura

CUANDO OCCIDENTE CLAUDICA ANTE EL FANATISMO ISLÁMICO

Évian es una de las marcas de agua más famosas del mundo, el martes 13 de abril, poco después del mediodía, publicó un mensaje en Twitter en el que pedía retweets a quienes ya hubiesen «bebido 1 litro de agua hoy», la cantidad recomendable para una correcta hidratación.

Este inofensivo y saludable mensaje desató la ira de los musulmanes, que se sintieron muy ofendidos por el tweet, debido a que justo ese mismo día inició el mes del Ramadán.

Durante el mes del Ramadán, entre el amanecer y el ocaso, los musulmanes han de guardar ayuno obligatorio. Esta abstinencia incluye comida, agua y sexo. Empezaron miles de reclamos y victimizaciones diciendo que el tweet era una provocación islamófoba.

Durante varias horas el tema se convirtió en tendencia en Francia. Hasta que  Évian publicó 6 horas después de su primer tweet, uno en el que ¡pedían perdón!

Se trata de la renuncia a la defensa de un valor fundamental de la civilización occidental: la libertad de expresión. El tweet de disculpa es la muestra de la claudicación de Occidente ante el fundamentalismo religioso. Una minoría intenta imponer su modo de vida y de pensar al resto, y cuando no lo hacen valiéndose de la victimización, como en este caso, directamente recurren a las amenazas y la violencia.

Los franceses han visto cómo han asesinado a muchos de sus ciudadanos han soportado que ejecutasen a un profesor de instituto por mostrarlas durante una clase; han llorado a 130 muertos en la sala de conciertos Bataclán; han visto quemadas decenas de iglesias, y también arder sus calles durante incontables disturbios promovidos por estos fanáticos que ven ofensas y agravios hasta en un tweet sobre beber agua. Y Évian pide perdón, no vayan a pensar que son islamófobos.

No se puede vivir de rodillas ante la intolerancia y el fanatismo.

Dejar una respuesta