Internacional

PROFESORES DE OXFORD PIENSAN QUE LA MÚSICA CLÁSICA ES «CÓMPLICE DE LA HEGEMONÍA BLANCA»

Varios profesores de la reconocida universidad argumentan que la cátedra es muy «colonizadora» y hace apología a la «supremacía blanca»

Por: Emmanuel Alejandro Rondón

Un grupo de profesores y académicos de la Universidad de Oxford está disconforme con el plan de estudios de música clásica de la institución, pues consideran que se centra demasiado en la «hegemonía blanca» de la «música europea del periodo esclavista».

Así lo hizo saber el periódico The Telegraph, que reveló una parte del contenido de documentos donde algunos profesores sugieren «descolonizar el plan de estudios» de la cátedra de música clásica.

«Los académicos están deconstruyendo la oferta musical de la universidad después de enfrentarse a la presión de “descolonizar” el plan de estudios tras las protestas de Black Lives Matter», informó The Telegraph. El periódico dijo que vio «las propuestas de cambios en los cursos de licenciatura, en los que algunos miembros del personal cuestionan la “complicidad con la supremacía blanca” del plan de estudios actual».

Los documentos, según afirma el periódico británico, dicen que impartir la cátedra sin desprenderse «de su conexión con su pasado colonial» es una «bofetada para algunos estudiantes». Por esta razón, los profesores propusieron algunos cambios que podrían ser llevados a cabo para convertir al plan de estudios supuestamente «colonizador», en uno «más inclusivo».

«Los académicos también propusieron que las habilidades musicales, como aprender a tocar el teclado o dirigir orquestas, dejen de ser obligatorias porque el repertorio “se centra estructuralmente en la música europea blanca”, lo que genera “gran angustia a los estudiantes de color”», explicó el periódico.

Según el informe, los documentos también manifiestan preocupación porque «la gran mayoría de los tutores de técnicas son hombres blancos».

Si bien la Universidad de Oxford incluye en su plan de estudio al hip hop y al jazz para cumplir con la cuota de los temas «no eurocentristas», algunos profesores disconformes expresaron que la mayor parte de la estructura del plan «apoya la hegemonía blanca» y esto es preocupante porque la casa de estudios es, según ellos, «casi exclusivamente blanca» y otorga «privilegio a las músicas blancas».

 

Las recomendaciones para reformar el plan de estudios de Oxford

En el informe se reseñan varias de las recomendaciones que hicieron los catedráticos para que el plan de estudios sea más diverso y no tan «hegemónicamente blanco».

La primera propuesta es que los «temas especiales», es decir, aquellos cursos que los alumnos de la universidad pueden elegir para complementar su cátedra, cambien su nombre por «Introducción a los estudios socioculturales e históricos».

Por otra parte, otra propuesta es sustituir las composiciones del francés Guillaume de Machaut y el austriaco Franz Peter Schubert por «Músicas africanas y de la diáspora africana», «Músicas globales» y «Músicas populares».

Incluso, dentro de las recomendaciones también se sugiere actualizar el repertorio de la cátedra de música clásica, dándole cabida a la cultura pop y añadiendo matices políticos. Por ejemplo, una propuesta es que se permita «a los alumnos estudiar acontecimientos de la cultura popular como “El Livestream de Dua Lipa que rompe récords” y “Artistas que exigen a Trump que deje de usar sus canciones”», explicó The Telegraph.

Todas estas propuestas de los profesores para replantear el plan de estudios de música clásica son producto de las presiones y las manifestaciones «antirracistas» lideradas por el movimiento de extrema izquierda “Black Lives Matter.

No obstante, en los documentos también se puntualiza que hay miembros de la Universidad de Oxford que no están a favor de la modificación del plan de estudios. En efecto, aquellos que se mostraron reticentes a los cambios, explicaron que no es justo acusar a los que imparten las clases de solo interesarse por la música «blanca» y «occidental».

También hubo críticas respecto a la utilización del término Western Art Music o Música Occidental, que pretende sustituir el vocablo «música clásica» por ser un poco más inclusivo con otras culturas.

La emisora Classic FM, que se hizo eco de la exclusiva, consultó a la Universidad de Oxford sobre la historia de The Telegraph. En ese sentido, un portavoz les dijo que «Aunque mantenemos (y no disminuimos en absoluto) nuestra tradicional excelencia en el análisis crítico, la historia y la interpretación de la amplia gama de la música artística occidental, estamos explorando formas de mejorar las oportunidades de nuestros estudiantes para estudiar una gama más amplia de música no occidental y popular de todo el mundo que la que se ofrece actualmente, así como la composición musical, la psicología y la sociología de la música, la educación musical, la dirección, y mucho más».

De todas formas, habrá que esperar para saber si se confirma la modificación del plan de estudio, pues la universidad recién publicará los planes el próximo verano, luego de evaluarlos con los estudiantes y profesores.

Este proceso de evaluación llega de la mano del «revisionismo histórico» que la Universidad de Oxford lleva adelante desde junio del año pasado cuando los funcionarios de la Facultad de Oriel votaron para derrocar la estatua de Cecil Rhodes.

 

Junio del 2020. La estatua de Cecil Rhodes en la fachada del Oriel College se ve antes de una protesta de la campaña ‘Rhodes Must Fall’ dentro del movimiento Black Lives Matter que pide la retirada de la estatua del imperialista británico del siglo XIX

 

En su momento, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, lamentó el retiro de la estatua espetando que los monumentos ayudan a «entender el pasado con sus imperfecciones».

«Si vamos por ahí tratando de editar nuestra historia de esta forma es como si algún político tratara de modificar una entrada de Wikipedia», dijo el primer ministro con relación al hecho.

Ahora no solo se tumban estatuas, sino que universidades históricas evalúan dejar de estudiar la creación musical de algunos compositores europeos bajo la excusa de terminar con la «hegemonía blanca».

 

© El American

Dejar una respuesta