Política

¡POLICÍA PERUANA, ERES PUEBLO HECHO LEY!

Por: Luis Yunis

Desde esta modesta tribuna donde practicamos el ejercicio de la libertad de expresión queremos sumarnos al merecido y justo reconocimiento a la labor de  nuestra Policía Nacional del Perú, particularmente, en circunstancias político – sociales en que vive nuestro país y los exhortamos a continuar “Sin fatiga sin tregua, con honor hasta el fin”, porque nuestra democracia viene siendo amenazada y ustedes son el  pueblo hecho ley, para defender el orden interno, la vida y la paz, y porque “Donde exista el peligro, donde clame el dolor, siempre habrá un Policía, presto a servir listo a morir por el Perú”, y nosotros sabemos reconocer ese gran esfuerzo y esa titánica labor.

Porque a pesar de que han afrontado y siguen afrontando duros golpes a su moral con el ánimo de amilanarlos, fuertes embestidas físicas con la intención de doblegarlos, duros atentados contra sus infraestructuras con el propósito de humillarlos, arteros ataques con la finalidad de someter su voluntad, cobardes arremetidas con el propósito de  flexionar su espíritu, incesantes embestidas con el fin de avasallar su autoridad, altisonantes voces ofensivas con el pretendido empeño de intimidar y desalentar su robusta firmeza y así continuos y constantes agravios con la firme intención de maltratarlos, atemorizarlos e intimidarlos, ustedes continúan seguros y fuertes en la primera trinchera de fuego y ello merece nuestro agradecimiento, gratitud y tener la gratísima satisfacción de saber que la mayoría de peruanos estamos muy bien representados.

Porque esos vándalos dirigidos por intereses externos, atacantes comprados con monedas de la minería ilegal, malos peruanos vendidos por un plato de comida y senderistas del ayer financiados por el tráfico ilícito de drogas azuzan a su voluntad a ciudadanos que efectivamente están en espera de atenciones sociales y de satisfacción de justas demandas, pero desconocen que ese pueblo hecho ley son “Policías de corazón, por vocación noble y leal, con la tradición de los heroicos policías del ayer”, y que provienen de esas mismas raíces de pobreza y miseria, de clases sociales humildes, que en su gran mayoría conoce el hambre y lo complicado que es hacerse de un espacio para despercudirse de esa miseria, pero a fuerza de estudio, tesón, empuje, garra, hoy dan su juventud, su abnegación, su patriotismo y lealtad “Para servir con fe y honor, en la gloriosa Policía Nacional”.

Reiteramos desde este espacio lo tipificado en el artículo 166 de nuestra Carta Magna: “La Policía Nacional tiene por finalidad fundamental garantizar, mantener y restablecer el orden interno. Presta protección y ayuda a las personas y a la comunidad. Garantiza el cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio público y del privado. Previene, investiga y combate la delincuencia. Vigila y controla las fronteras”, y a ustedes los seguimos alentando para que no bajen la guardia en ningún momento y para que continúen indesmayablemente cumpliendo esa sagrada misión porque los ampara la Constitución Política del Perú, las leyes y la mayoría de una población que quiere paz, progreso y desarrollo, a fin de “construir un mañana soberano y triunfal”, teniendo “Como norte y divisa, Dios mi Patria y la Ley”.

Finalmente, invocamos al señor Ministro del Interior, en su condición de Oficial de Policía en situación de retiro que no olvide su pasado y demande a la Presidente no sólo el apoyo necesario para equipar logísticamente a su personal, sino que requiera el soporte político para que una noble institución imponga la ley en el más breve plazo. ¡Ellos sólo están a la espera!

Dejar una respuesta