Internacional

¿OTRA VEZ SOPA DE MURCIÉLAGO? BILL GATES EN BUSCA DE LA PRÓXIMA PANDEMIA

Por: Gonzalo Palermo 

En Italia, donde el coronavirus, según cuenta la leyenda, hizo su desembarco en el mundo occidental hace casi tres años, empezaron los preparativos para la próxima pandemia. El 26 y 27 de octubre en la Universidad de Palermo tuvo lugar la cumbre “Pandemic Preparedness: from emergence to translation” (Preparación para una pandemia: del surgimiento a la traducción), donde inmunólogos, virólogos y demás especialistas de diversas nacionalidades se reunieron para coordinar la respuesta ante una eventual pandemia global que prevén llegará tarde o temprano.

La pregunta no es si habrá o no una nueva pandemia, la pregunta, para ellos, es cuándo será.

Una certeza tan perturbadora como la de Bill Gates cuando, en 2015, decía que no estábamos listos para una pandemia: “Si algo va a matar a diez millones de personas en las próximas décadas será un virus muy infeccioso, mucho más que una guerra […] De hecho, hemos invertido muy poco en un sistema para detener una epidemia. No estamos preparados para la próxima epidemia [1]

O como cuando, en el lejano 2010, anunciaba: “El mundo tiene actualmente 6.800 millones de personas y está en camino a llegar a 9.000 millones. Si hacemos un gran trabajo en nuevas vacunas, cuidado de salud y servicios de salud reproductivos podríamos reducir esa cifra quizás 10 o 15 %” [2]

O también como esa vez, más recientemente, en 2021, cuando dijo: “El cambio climático es más difícil de resolver que una pandemia, pero si no lo hacemos los efectos negativos serán mucho peores” [3]. Y, acto seguido, publicó un libro titulado “Cómo evitar un desastre climático: las soluciones que ya tenemos y los avances que aún necesitamos”.

O incluso cuando en los primeros 2000 ofrecía su Windows Defender para proteger a las computadoras de una red previamente inundada de virus informáticos.

La única cosa que hasta la fecha Bill Gates no vio venir fue el ataque a tortazos en la cara que recibió en 1998 durante su visita a Bruselas en manos de un grupo de héroes anónimos [4]

¿Es Bill Gates un Nostradamus moderno? En realidad parece ser más bien un paciente víctima del síndrome del bombero pirómano.

“Así como los bomberos realizan simulacros para practicar la respuesta frente a un incendio, el Cuerpo de Emergencias planea realizar simulacros para practicar la respuesta frente a brotes epidémicos”, escribe Gates en un reciente editorial publicado por el New York Times [5] sobre las bondades del flamante Cuerpo de Emergencias Sanitarias creado por la Organización Mundial de la Salud –de la cual es el segundo contribuyente a nivel mundial con 751 millones de dólares aportados entre 2020 y 2021 a través de su Fundación Bill & Melinda Gates [6], solo por detrás de Alemania. Más adelante, Gates deja volar su imaginación, y da un poco de miedo: “¿Qué pasa si el próximo patógeno con potencial pandémico se propaga por medio de gotículas en las superficies? ¿O si se transmite por vías sexuales como el VIH? ¿Y si es el resultado del bioterrorismo?”. Y cierra: “No podemos darnos el lujo de que nos vuelvan a tomar desprevenidos”. En esto último –y solo en esto– estamos de acuerdo.

El Pandemic Preparedness: from emergence to translation que tuvo lugar en Palermo es solo otra de las tantas iniciativas creadas en torno a la industria del desastre a priori –las crisis económicas, bélicas, climáticas y sanitarias que vendrán:

-En 2017, en Davos, se creó la Coalición para la innovación en la preparación ante pandemias, una coproducción entre el Foro Económico Mundial, el Wellcome Trust y la Fundación Bill & Melinda Gates [7]

-En 2019, más concretamente en septiembre, la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial lanzaron el primer reporte de la Junta de monitoreo y preparación global titulado Un mundo en peligro: informe anual sobre preparación mundial para las emergencias sanitarias [8] en el que proponían siete medidas urgentes destinadas a crear “un liderazgo político decidido para prepararse ante las amenazas sanitarias a nivel nacional y mundial” ya que, aseguraban entonces, pocos meses antes de llegar el Covid 19, “el mundo no está preparado para una pandemia causada por un patógeno respiratorio virulento y que se propague con rapidez” –cosa que curiosamente ocurrió meses después. Es interesante echar un vistazo al plantel de aquella junta de monitoreo y preparación tan clarividente: Chris Elias (Presidente del Programa Mundial de Desarrollo de la Fundación Bill & Melinda Gates), Anthony Fauci (Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos) y Jeremy Farrar (Director del Wellcome Trust, auténtico capo operativo en las sombras de la trama pandémica cuya implicancia se analiza en profundidad en la nota titulada “Teorías de la conspiración (¿quién dirigió la respuesta global a la crisis del COVID?)”

-En 2022 se firmó en el G7 el Pacto para la preparación ante una pandemia [9]

-En febrero de este año el Banco Mundial publicó un paper titulado Prevención, preparación y respuesta a brotes de enfermedades y pandemias [10]

-En setiembre pasado se concretó en las Naciones Unidas el Acuerdo de prevención, preparación y respuesta ante pandemias [11]

-El 27 de diciembre se celebra el Día Internacional de la Preparación ante las Epidemias.

La idea de que algo espantoso e inevitable va a ocurrir, algo que los países por sí solos no pueden manejar, impone la lógica de una acción articulada de manera vertical [12] por un organismo superior que ponga fin al caos propio de la existencia.

Lo que llama la atención es que sean los mismos involucrados hasta el cuello en la explotación –económica, ideológica, política, social, de recursos– de la pandemia pasada quienes pretenden advertirnos sobre la próxima. Este organismo –que como toda secta no se autodefinirá jamás como un grupo concreto– adopta ciertos mecanismos propios del crimen organizado. En la jerga de la mafia siciliana existe una figura clave denominada capo ad interim o street boss. El street boss es un hombre de confianza del jefe mafioso que actúa para la tribuna como si fuera el jefe mientras este último se mantiene fuera de foco sin llamar la atención. El que aparece en los informativos, en las conversaciones y en las investigaciones de la policía es casi siempre el street boss. Una estructura similar ha sido utilizada para montar el tinglado pandémico global: Anthony Fauci cumplió el rol de street boss para el jefe de la organización Jeremy Farrar, con Bill Gates haciendo las veces de capo bastone y Tedros Adhanom Ghebreyesus de consigliere.

El Pandemic Preparedness es una iniciativa de la Fondazione Ri.MED, producto de un acuerdo entre el gobierno italiano y la Universidad de Pittsburgh. Gates –siempre Gates– no solo forma parte del salón de la fama de esa universidad [13] sino que también ha colaborado con la misma a través de cuantiosas donaciones. En 2008, a través de la Fundación Bill & Melinda Gates, donó 10 millones de dólares para financiar un proyecto de elaboración, selección y aplicación de nuevas vacunas contra enfermedades infecciosas a través de un simulador de epidemias [14]. En 2020 donó casi 110 mil dólares para estudiar el efecto del Covid 19 en primates [15]. Asimismo, la Universidad de Pittsburgh lleva adelante, siempre con la financiación de Gates, el Proyecto Tycho, un sistema que recolecta datos y proyecta modelos para controlar enfermedades [16] venideras. La de Pittsburgh ha sido además una de las universidades militantes por la vacunación en los Estados Unidos. Aún hoy mantienen una estricta política según la cual todos sus funcionarios y profesores así como la totalidad de los estudiantes matriculados deben contar con la pauta de vacunas anti Covid completa y presentar pruebas de haber recibido las dosis de refuerzo correspondientes [17]

Entre los principales expositores del Pandemic Preparedness [18] estuvo Arnon Shahar, responsable del plan de vacunación de Israel, pionero de las dosis de refuerzo a nivel mundial, ferviente agitador de la ola Omicron y autor de máximas como “cuando se administra la cuarta dosis de la vacuna se reduce la infección en un 50% y el riesgo de enfermedad grave es cinco veces menor” [19]. De ser así, queda siempre la duda de por qué, por ejemplo, en Italia, como en tantos países, la difusión de la vacuna no solo no ha frenado las muertes sino que incluso parece haber aumentado el promedio anual de las mismas –de las 645 mil muertes en promedio entre 2015 y 2019 pasamos a alrededor de 710 mil en 2021 y 2022, lo que representa un aumento de cerca del 10 % de muertes anuales desde que se estableció el régimen de vacunas y sus refuerzos [20]. Mientras tanto, la causa conocida sigue siendo desconocida.

Pero la estrella del panel del Pandemic Preparedness fue sin dudas Paul Duprex, Profesor de Microbiología y Director del Centro de Investigación de Vacunas de la ya mencionada Universidad de Pittsburgh. Duprex fue recientemente consultado por la revista The Athlantic en un artículo sutilmente titulado “La amenaza viral en la que casi nadie piensa” [21]. El inicio, más parecido a una sinopsis de una bazofia hollywoodense de cine catástrofe que a un artículo periodístico, sentencia: “Ya sea que empiece la próxima semana, el próximo año o la próxima década, otra pandemia está en camino (…) La única certeza verdadera en el pronóstico de la pandemia es que la próxima amenaza llegará antes de lo que nadie quisiera”. Duprex asegura en la entrevista que el nombre de la nueva amenaza es paramixovirus, un virus que provoca, entre otras enfermedades, el sarampión. Ya en 2011, Duprex encabezó un estudio sobre vacunas termoestables precisamente contra el sarampión, financiado por la fundación Gates [22].

Como bien dice el título de la nota de The Athlantic, esta es una amenaza en la que “casi nadie piensa”… casi, porque Gates, obviamente, ya se encargó de pensar por nosotros. No solo financió hace más de una década el estudio de Duprex sobre vacunas contra el sarampión sino que recientemente donó 90 millones de dólares a la Pandemic Antiviral Discovery [23], que se autodefine como una “iniciativa filantrópica global destinada a catalizar el descubrimiento y el desarrollo temprano de medicamentos antivirales en preparación para futuras pandemias” [24]. Según la fundación Gates, esta donación tiene como objetivo identificar y desarrollar la fase 2 de fármacos que sirvan para combatir enfermedades generadas por virus de las familias coronavirus, paramixovirus y ortomixovirus, siendo estos tres, según los expertos, los que tienen mayor potencial para generar la próxima pandemia.

Es precisamente el paramixovirus la nueva vedette de los expertos: el Nipah, un virus respiratorio altamente contagioso que se origina en los cerdos y pasa de los murciélagos al humano –otra vez la mierda del murciélago… el público se renueva– aunque por ahora se mantiene en la exótica Indochina acechando al mundo occidental mientras busca un buen plato de sopa en el cual salpicar hacia el estómago del primer humano. Por suerte el Foro Económico Mundial, el Wellcome Trust y la Fundación Gates donaron a través de la Coalición para la innovación en la preparación ante pandemias más de 30 millones de dólares a la Universidad de Tokio para desarrollar una vacuna contra el Nipah [25].

La obsesión por controlar pandemias inexistentes se ha convertido en una pandemia en sí misma. Una suerte de utopía totalitaria del control absoluto sobre todo orden de la vida humana. Y la vida parece ser eso que pasa entre un desastre y el siguiente.

En un brevísimo relato titulado “El gesto de la muerte”, el escritor francés Jean Cocteau escribía:

“Un joven jardinero persa dice a su príncipe:
-¡Sálvame! Encontré a la Muerte esta mañana. Me hizo un gesto de amenaza. Esta noche, por milagro, quisiera estar en Ispahán.
El bondadoso príncipe le presta sus caballos. Por la tarde, el príncipe encuentra a la Muerte y le pregunta:
-Esta mañana ¿por qué hiciste a nuestro jardinero un gesto de amenaza?
-No fue un gesto de amenaza -le responde- sino un gesto de sorpresa. Pues lo veía lejos de Ispahán esta mañana y debo tomarlo esta noche en Ispahán”.


NOTAS

[1] https: //www.ted.com/talks/bill_gates_the_next_outbreak_we_re_not_ready/transcript?language=es
[2] https://www.ted.com/talks/bill_gates_innovating_to_zero/transcript?language=es
[3] https://elpais.com/sociedad/2021-02-15/bill-gates-el-cambio-climatico-tendra-efectos-mucho-peores-que-la-pandemia.html
[4] https://www.youtube.com/watch?v=iK6SS8CXYZo
[5] https://www.nytimes.com/es/2023/03/26/espanol/opinion/bill-gates-covid-pandemia.html
[6] https://www.who.int/es/about/funding/contributors
[7] https://cepi.net/about/whyweexist/
[8] https://www.gpmb.org/docs/librariesprovider17/default-document-library/annual-reports/gpmb-2019-annualreport-es.pdf?sfvrsn=593ede2_3
[9] http://www.g7.utoronto.ca/healthmins/2022-0520-pandemic.html
[10] https://openknowledge.worldbank.org/server/api/core/bitstreams/2189d4e8-7d41-599f-8196-55dc1fc353b2/content
[11] https://www.state.gov/united-states-joins-in-commitment-to-strengthen-pandemic-prevention-preparedness-and-response/
[12] https://www.who.int/director-general/speeches/detail/who-director-general-s-opening-remarks-at-the-wha-side-event-on-health-emergency-workforce-and-the-need-for-a-global-health-emergency-corps—21-may-2023
[13] http://www.sis.pitt.edu/mbsclass/hall_of_fame/gates.html
[14] https://philanthropynewsdigest.org/news/university-of-pittsburgh-receives-10-million-from-gates-foundation-to-fight-infectious-diseases
[15] https://www.gatesfoundation.org/about/committed-grants/2020/10/inv018417
[16] https://www.tycho.pitt.edu/funding-institutions/funding-institution/1/
[17] https://www.policy.pitt.edu/sites/default/files/Policies/Community-Standards/Policy_CS_29.pdf
[18] https://www.unipa.it/redazioneweb/.content/documenti/Programma_Simposio-Ri.MED_2023.pdf
[19] https://en.globes.co.il/en/article-israel-finds-fourth-covid-jab-cuts-infection-and-serious-illness-1001402241
[20] https://www.istat.it/it/
[21] https://www.theatlantic.com/science/archive/2023/10/paramyxovirus-next-pandemic-flu-covid/675785/
[22] https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0264410X11006347?via%3Dihub
[23] https://www.gatesfoundation.org/ideas/media-center/press-releases/2022/03/funding-new-antiviral-medicines-and-preventing-future-pandemics
[24] https://padinitiative.com/
[25] https://cepi.net/news_cepi/cepi-awards-contract-worth-up-to-us-31-million-to-the-university-of-tokyo-to-develop-vaccine-against-nipah-virus/

 

© eXtramuros

Dejar una respuesta