Iglesia y sociedad

LA DOCTRINA POLÍTICA QUE NECESITAMOS

Por: Dr. Plinio Correa de Oliveira

Un intelectual Católico dijo una vez el Reino de Cristo se torna presente en la tierra, en su sentido personal y social, cuando los hombres, en lo íntimo del alma como en sus acciones, y las sociedades en sus instituciones, leyes, costumbres, manifestaciones culturales y artísticas se conforman con la Ley de Cristo; esta bellísima frase resuena hoy más que nunca para nuestros tiempos. El Imperio Católico y el Reinado Social de Cristo es la doctrina política más importante que la humanidad haya presenciado ya que es la majestuosidad de Cristo reinado triunfantemente sobre todo aquel que lo reconozca como su Rey y Señor. Esto nace ya que recientemente he escuchado críticas sin ningún tipo de fundamento magisterial, doctrinal, ni dogmático aseverando que, “pensar en el Reinado Social de Cristo es algo anticuado”, es un tema “de la Edad Media que ya pasó”, que “intentar tener un Reinado Social ahora es retrógrado y parte del historicismo”, entre muchas otras falsa acusaciones. Es por eso que queremos responder a esas personas de pensamiento moderno, fatalista, e incluso que llegando al ateísmo.

Pero ¿Qué es el Reinado Social de Cristo?

Se puede definir el Reinado Social de Cristo de la siguiente manera: “Lo que se llama con frecuencia el reinado social de Jesucristo no consiste en la inscripción de su nombre sagrado al frente de la Constitución de un país, o en la colocación de la imagen del Sagrado Corazón en la bandera nacional. Estos actos exteriores, excelentes en sí y apetecibles, son hoy, sobre todo, más una resultante que una causa, y el mundo no cambiaría, ciertamente, el día en que una mano fuerte viniese a realizar autoritariamente esos grandes actos. La indiferencia y la irreligión no disminuirían apenas por ello…El verdadero reinado social de Jesucristo existe cuando su ley santa, de justicia y de amor, penetra en todos los organismos sociales. El trabajo, el buen trabajo, consiste precisamente, en nuestros días, en hacerla penetrar en ello, por los medios más dignos y también más adaptados al estado de los espíritus, a su flaqueza y a sus posibilidades”.

Esta definición del Reinado Social de Cristo fue clara, concisa, y directa escrita en el Código de Malinas el cual fue dirigido por el Cardenal Mercier. Se puede expandir y decir que el Reinado Social de Cristo es que toda la sociedad debe ser regida bajo los principios de la Iglesia Católica en sus leyes, normas, instituciones, penas, órdenes, y absolutamente todo. El mayor ejemplo de este Reinado Social de Cristo es la Edad Media donde por más de mil años la sociedad era regida por una sana monarquía auténticamente Cristiana que gobernaba un lugar determinado siempre guiada bajo el Depósito de la Fe y la responsabilidad ante Dios de guiar a la gente. Hoy en día este concepto del Reinado Social de Cristo parece muy distante y lejos de nuestra realidad por ignorancia, egoísmo, y a veces proviene de personas que se dicen Católicos. Cristo es y siempre va a ser el Rey de absolutamente todo lo creado incluyendo la sociedad, el gobierno, la jerarquía, la cultura, todo. El que rechace el Reinado Social de Cristo -que a mi opinión se basa en la historia y en ejemplos concretos en que la sociedad debe ser monárquica, feudal, y orgánica- claramente no conoce su fe y se basa en un sentido moderno de una sociedad atea y laica. Concluimos con esta sabia cita “Jesucristo es la piedra angular de todo el edificio social. Sin Él todo se estremece, todo está dividido y todo está perdido”.

El Reinado Social de Cristo no es un sueño sino una necesidad obligada aún más para estos tiempos tan repulsivos moralmente. Muchas personas con cierto grado de cinismo dicen que el Reinado Social de Cristo es algo innecesario, pues aquí tengo pruebas sencillas para mostrar que esto no es así y más para nuestros tiempos. Hay más de 25 países en el mundo que aprueban el aborto libremente, Hay más de 29 países en el mundo que aprueban el matrimonio igualitario, Más de 10 países en Europa (sin contar EEUU y Australia) que tienen grupos fuertemente influyentes sobre las leyes del país que quieren legalizar la pedofilia, y finalmente más de 20 países han reconocido de alguna forma ser transexual y otros han permitido tales operaciones. Me parece adecuado que con estas cifras podemos ver la magnitud de la situación mundial que fácilmente la podemos relacionar en nuestros países, comunidades, y familias. Si todavía no me creen fácilmente pueden encender la televisión y ver las noticias internacionales y locales para ver la situación en países ateos, laicos, y agnósticos. Esto en la sociedad Greco-Romana, Edad Media, Sacro Imperio, Conquista del Nuevo Mundo, entre muchas otras épocas y lugares era impensable tener tales leyes y situaciones tan escandalosas. En esas épocas mencionadas (y seguramente otras que no he detallado) tenían a Dios, la Santa Madre Iglesia, y La Tradición en el centro de todo lo que conformaba el Estado. Era una ofensa grandísima pronunciar herejías y blasfemias en esos tiempos cuando Cristo reinaba en el Estado pero sin duda hoy en día es común ver programas públicos donde difaman a Dios y promueven obscenidades y rituales satánicos sucediendo en público en conjunto con rituales brujos y esotéricos todo el tiempo. Uno se pregunta ¿auténticamente Dios está Reinando en nuestros países, comunidades, y familias? Mucha gente le gusta estar en su burbuja de sueños fantásticos y desinteresados con la realidad diciendo que “todo está bien, que nadie está haciendo las cosas mal, que el país está bien”, y otras afirmaciones imaginativas.

Debemos como Católicos que somos luchar por la sacralidad en el Estado, leyes con Dios, moral con Dios, instituciones con Dios, modelo de país con Dios porque los enemigos de la Iglesia y la Civilización Cristiana que usualmente son personas que se dicen Católicas son las más arduas en contra de “Dios, Iglesia, y Tradición”. La lucha por el Reinado Social de Cristo es muy noble que tiene mérito ante los ojos de Dios y puede llevar a marginaciones, difamaciones, injurias pero al final del día lo que importa es querer lo que quiere Dios. Un ejemplo de esto fueron los Santos Mártires de los primeros siglos que a pesar de todo solo quisieron la gloria de Dios y su Reinado Social con ese grito de “non possumus”. Para concluir esta parte del escrito que podemos escribir libros enteros del quiero señalar un pequeño fragmento que contiene mares de sabiduría del Dr. Plinio Correa de Oliveira acerca el Reinado Social de Cristo “El católico para no desertar de su fe, como miembro de la Iglesia militante debe, por lo tanto, luchar por la restauración del Reino de Cristo, como única vía para la restauración de la verdadera civilización, que es la Civilización cristiana, la ciudad católica. Y si Jesucristo es Rey de toda la Creación, tenemos en su Santísima Madre la Reina de Cielos y Tierra.”

En esta última parte del escrito quiero resaltar algunas objeciones que se escuchan entre el murmullo de la gente criticando el Reinado Social de Cristo. Es más, como ya he dicho previamente que el ensayo surge como necesidad de responder a las personas que aseveran que, “pensar en el Reinado Social de Cristo es algo anticuado”, es un tema “de la Edad Media que ya pasó”, que “intentar tener un Reinado Social ahora es retrógrado y parte del historicismo”, entre muchas otras falsa acusaciones. Gracias a los sofismos infantiles de esta muchedumbre senil ahora es nuestro turno de defender la Santa Fe con verdadero magisterio, doctrina, y fundamento. Lógicamente no podemos recorrer todos los argumentos que hay ya que sería muy extenso este ensayo así que preferí refutar los más comunes en una forma de frase coloquial como usualmente argumentan estos individuos.

  • Ese Reinado Social ya no aplica para nuestros tiempos

Respuesta: Quien afirme tal frase claramente no cree en el Símbolo de los Apóstoles donde dice “y su reino no tendrá fin. Dios es eterno y la verdad es eterna, es imposible que el plan de Dios para los hombres tenga un límite de tiempo. La Iglesia ya se ha pronunciado acerca del Reinado Social de Cristo considerando toda la información que les he proveído hasta este punto del ensayo vemos que es parte de la enseñanza y el Depósito de la Fe. Esta clase de afirmaciones revelan el sometimiento de Cristo a las “verdades personales de cada persona” lo cual teológicamente es ridículo ya que existe una sola verdad concreta. No entiendo qué tipo de autoridad gozan estas personas o que base doctrinal o magisterial usan para declarar, confirmar, y asegurar semejantes inventos. Yo personalmente me baso del Símbolo de los Apóstoles, de la Encíclica Quas Primas, de la Encíclica Immortale Dei, y de Denzinger Enrique (DZ) 13 y 86

  • “El Reinado Social no funciona en la sociedad”

Respuesta: Lucas 2. 34 dice “Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción” Es claro ver que Cristo es enemigo de la mundanidad y es necesario que esta sociedad cambie totalmente para ser exactamente como Cristo lo ha mandado. Esta premisa demuestra la indisponibilidad de recibir a Cristo dentro la sociedad; Honestamente la manera que  la gente dice esto hace sale a lucir el problema más profundo que es,  el capricho de la sociedad  que quiere adaptar a Cristo como quiere cuando en realidad la sociedad tiene por obligación divina de ser como Cristo por medio  de la Santa Madre Iglesia ha instruido a todo el mundo siendo ella Madre y Maestra. El “non serviam” de la sociedad muestra su pensamiento que todo empieza desde el punto de vista de una sociedad pagana, mundana, y totalmente apagada a lo material el cual es un nefasto punto de partida para ver las cosas cuando todo debe empezar desde Cristo y la Santa Madre Iglesia. No cabe la más mínima duda que si se ve la situación desde el punto de vista dentro esta sociedad corrupta podemos fácilmente decir que Cristo y su tal Reinado Social no funciona aquí por ende es necesario darle vuelta a nuestra perspectiva y partir desde lo que debe ser. Ciertas personas dicen que el Catolicismo debe ser funcional en la sociedad hoy en día lo cual es una muestra de soberbia absoluta en manejar a Dios de la manera que uno quiere a su placer. San Cirilo de Alejandría haciendo referencia al evangelio de San Lucas dice: “Posee Cristo soberanía sobre todas las criaturas, no arrancada por fuerza ni quitada a nadie, sino en virtud de su misma esencia y naturaleza”[1] por ende ninguno le puede decirle a Cristo como amoldarse a la sociedad. Todo debe ser a imagen e imitando el mensaje de Cristo y sin faltar a ni un solo detalle establecido por el Rey de Reyes. Para concluir mi refutación de esta premisa soberbia quiero traer a la memoria todos los hombres, mujeres, y niños tan heroicos que preferían una muerte horripilante que vivir en una sociedad sin Cristo en el centro y tener que sacrificar el auténtico Cristo Rey por uno inventado por la sociedad pagana. Rezo incesantemente que hoy en día podamos tener ese fervor del “non possumus” de esos maravillosos mártires que sabían claramente del Reinado Social de Cristo.

  • “Es retrógrado y parte del historicismo pensar que eso puede suceder”

Respuesta: El Reinado Social de Cristo puede llegar a suceder por obra y gracia del Espíritu Santo. Varias veces se les dijo a los Santos Mártires que su tal “cristianismo” era una idea utópica e irreal pero gracias a la gloria de Dios el Imperio Católico y la Cristiandad salió adelante. No logro entender como es retrógrado creer firmemente en la doctrina de la Iglesia y que también forma parte de lo que un Católico está obligado a creer, acordemos lo que establece el Codigo de Derecho Canonico en su numeral 751: “Se llama herejía la negación pertinaz, después de recibido el bautismo, de una verdad que ha de creerse con fe divina y católica, o la duda pertinaz sobre la misma”. Por otro lado, aparte de decir que es “retrógrado” hay ciertas personas que dicen que es “parte del historicismo” lo cual es completamente ilógico. Me parece muy interesante el pensamiento de las personas que juran que nosotros que creemos en el Reinado Social de Cristo estamos fijados en una nostalgia antigua y recordar los tiempos antiguos lo que es completamente falso. Cabe destacar que todo Católico debe admirar a los Santos en su vida ejemplar nosotros también debemos admirar las sociedades y reinos que llegaron a implantar a Cristo como centro de absolutamente todo en la sociedad. Tratar de desacreditar la idea del Reinado Social de Cristo de semejante manera es nocivo en contra de la majestad perpetua de Cristo ya que reina en todo momento para siempre, por ende decir que es parte de un historicismo suena similar  a negar esa lucha por Cristo en el centro de la sociedad y que la sociedad sea apegada a la Doctrina Social de la Iglesia.

  • “Eso del Reinado Social de Cristo es fanatismo”

Respuesta: Un ataque muy común de los Revolucionarios es decir -tácitamente- que creer en la Doctrina Social de la Iglesia es algo de los “fanáticos de la fe” y mi pregunta es ¿De dónde en la doctrina o el magisterio estas personas tibias se basan para decir que el Reinado Social de Cristo es un “extremismo o fanatismo”? Si ese es el caso Papa Leon XIII, Papa Pio XI, y Papa Pio XII también eran unos extremistas y fanáticos en la fe por escribir encíclicas como Immortale DeiQuas Primas, Summi Pontificatus que instituyen explícitamente el Reinado Social de Cristo en el mundo. Concluyo esta respuesta con las palabras de Nuestro Señor donde claramente habla en contra de esa que persiguen a los misioneros del Reinado Social de Cristo: “Bienaventurados los que padecen persecución por la justicia, porque suyo es el reino de los cielos. Bienaventurados seréis cuando os insulten y persigan y con mentira digan contra vosotros todo género de mal por mí.” (Mt 5.10-11)

“El católico debe aspirar a una civilización católica como el hombre encarcelado en un subterráneo desea el aire libre, y el pájaro aprisionado ansía por recuperar los espacios infinitos del cielo.”

 

Dejar una respuesta