Vida y familia

IBEROAMÉRICA NECESITA POLÍTICAS Y LEGISLACIONES CON PERSPECTIVA DE FAMILIA

Coincidiendo con la Asamblea General de la OEA en Colombia y con el XXV Aniversario del Año Internacional de la Familia, el Instituto de Política Familiar (IPF) y entidades coeditoras han presentado el Informe de Evolución de la Familia en Iberoamérica 2019.

 Iberoamérica ostenta ya un índice de natalidad por debajo del nivel de reemplazo. Se está produciendo un envejecimiento poblacional, los hogares están cada vez más desestructurados y las políticas de familia son deficientes.

 Se está produciendo una inversión de la pirámide poblacional, de manera que en el 2050, ya habrá más personas mayores que niños

 

Este martes 25 de junio, el Instituto de Política Familiar (IPF) ha presentado junto a otras entidades coeditoras,  el Informe “Evolución de la Familia en Iberoamérica 2019”. El informe, que ha sido coeditado por la UPAEP (Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla-México), FADEP (Asociación Familia Desarrollo Población-Guatemala), la UEES (Universidad de Especialidades Espíritu Santo – Ecuador) y FAM (Fundación para la Familia-Perú), ha sido presentado durante en un evento paralelo a la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El Informe “Evolución de la Familia en Iberoamérica 2019” confirma “la importancia de la familia como soporte de la sociedad al cumplir unas funciones sociales que ninguna otra institución puede suplir”, ha señalado Lola Velarde, Vicepresidenta Internacional del Instituto de Política Familiar (IPF). Por eso, “la principal conclusión del informe es la necesidad de que tanto la OEA como los diferentes estados miembros implementen la perspectiva de familia en sus políticas y legislaciones”, explica Velarde.

Pero junto a estos datos positivos, prosigue la Vicepresidenta Internacional del IPF, Iberoamérica ostenta ya un índice de natalidad por debajo del nivel de reemplazo, se está produciendo un envejecimiento poblacional, los hogares son cada vez más desestructurados, y las políticas de familia son prácticamente nulas. En efecto:
·         Se está produciendo una caída vertiginosa del índice de fecundidad en Iberoamérica (2,04) estando ya por debajo del nivel de reemplazo generacional, y lo que es más significativo, 1 de cada 3 países de Iberoamérica ya tiene el índice de fecundidad por debajo del nivel de reemplazo generacional”

·         La transformación de la pirámide poblacional debido al descenso de la población juvenil y al incremento de la población mayor es una realidad. En efecto, aunque Iberoamérica es aún joven, está perdiendo juventud aceleradamente. Así, mientras en 1975 más de 4 de cada 10 personas tenían menos de 15 años, en la actualidad son sólo 1 de cada 4 personas. Por otra parte, 1 de cada 12 iberoamericanos (8% de la población) es mayor de 65 años, superando ya los 50 millones de personas”.

·         La transformación de la nupcialidad en Iberoamérica, que va desde el desplome de la nupcialidad en casi todos los países de Iberoamérica hasta el aumento, por el contrario, de las uniones consensuales, así como del descenso del número de hijos en las parejas.

Este informe “Evolución de la Familia en Iberoamérica 2019”, concluye Velarde, “representa una oportunidad para recordar a la sociedad en general y a los responsables políticos en particular, la necesidad y la urgencia de fortalecer la institución familiar y resolver su grave problemática actual”. Por ello es muy importante que los diferentes estados miembros impulsen leyes y políticas con perspectiva de familia. “La Asamblea de la OEA debe servir como punto de inflexión en la introducción de la perspectiva de familia en las políticas iberoamericanas”, señala la Vicepresidenta Internacional del IPF.

Dejar una respuesta