Política

GRUPOS RADICALES BUSCAN GENERAR ESTALLIDO SOCIAL PARA TOMAR EL PODER

Comunicado de la ONG Waynakuna Perú

Los grupos radicales que asistirán a la marcha del día sábado en apoyo al candidato Pedro Castillo, tienen un plan definido, el cual no solo se remite a esta marcha, sino a varias movilizaciones en los siguientes días y que tienen como finalidad generar un estallido social, tal como el que se ha producido en países como Colombia y Chile, con el objetivo de presionar a los miembros del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para que proclamen al candidato de Perú Libre, como Presidente de la República. Este plan tiene varios protagonistas y un grupo detrás del mismo, orquestando y moviendo los hilos del poder.

A la marcha del día 19 asistirán varios colectivos radicales. El Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución (CONARE) y el Movimiento de Amnistía y Derechos fundamentales (Movadef); ambos brazos políticos del grupo terrorista Sendero Luminoso y El Frente Democrático del Pueblo (FDP); el cual es un brazo político del MRTA; estarán presentes en la Plaza San Martin. Los grupos etnocaceristas, quienes de acuerdo a información dada por nuestros colaboradores, podrían tener armas de fuego en su poder, también serán parte de la protesta. Los grupos de ronderos, quienes están armados con machetes y de los cuales, no descartamos que posean alguna otra clase de armamento, como revólveres, son otros de los protagonistas de las próximas marchas. A estos se suman los grupos antimineros, la militancia de Perú Libre y otros colectivos de orden comunista y neoindigenista.

Los grupos radicales tienen la función de azuzar a los otros colectivos y al público en general, por lo que podemos definir la marcha como de naturaleza antidemocrática y que quiere imponer mediante el poder de las turbas, su voluntad.

Entre los planes que tienen en el caso de que el JNE no declaré ganador de los comicios del 6 de junio a Perú Libre, están el ataque e incendio a la propiedad pública, entre ellos edificios del estado, el local del jurado, la Municipalidad de Lima, locales partidarios como el de Fuerza Popular en paseo Colon, y el del Partido Aprista en Alfonso Ugarte; además de negocios y otros establecimientos. No se descarta la agresión a otros simpatizantes rivales, asaltos, y otra clase de incidentes, propios de un estado de descontrol social, es decir, un estallido social.

Sin embargo no solo son los grupos radicales que habíamos mencionado quienes están inmersos en estas protestas y este plan. También está la dictadura de Nicolás Maduro, quien habría enviado agentes especiales para entrenar en violencia urbana a colectivos de ideología marxista a fin de que apoyen las protestas.

Estos agentes, han instruido a estos grupos, para que desaten enfrentamientos urbanos y se enfrenten a la policía y las fuerzas armadas. Los mismos tienen un origen siniestro, pues habrían sido entrenados y preparados por las milicias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Hezbolá, ambos grupos con  presencia en Venezuela. Los cuales tienen el apoyo del régimen chavista.

Estos grupos de infiltración son los mismos que se han detectado en las últimas protestas de Colombia y son los que incluso han atacado estaciones de la policía, y han hecho dinamitar una base del Ejército, en la ciudad de Cúcuta, con el saldo de 36 heridos. Para esto de  acuerdo a información de inteligencia Colombiana han utilizado a colectivos de índole marxista para estos actos de terrorismo.

Las marchas programadas en Lima, por los colectivos que apoyan a Perú Libre podrían calificarse potencialmente como terrorismo urbano. En vista de los grupos radicales que estarán asistiendo a la misma.

Advertimos a la Policía Nacional del Perú, a la Comisión de Defensa y Orden Interno del Congreso, a los medios de prensa y la opinión pública, de esta planificación, y la cual tiene como objeto favorecer a un candidato, por encima de la voluntad popular.

Waynakuna Perú
ONG de Derechos Humanos

Dejar una respuesta