Política

EL ESTADO PERUANO Y LOS MILITARES. UNA AGENDA DE SESENTA DÍAS.

Por: Fernando O´Phelan P. 

En los siguientes días ocurrirán hechos políticos en Perú más allá del fanatismo por el fútbol y los ojos sólo en el Maracaná de Río de Janeiro. La Señora Keiko Fujimori dejará la prisión preventiva y el gobierno buscará neutralizar este hecho de justicia política con un país en el placebo de Contigo Perú.

Es necesario que los militares en actividad reconozcan la falta de autoridad del Presidente de la República y el alto grado de intromisión en el Poder Legislativo y el Ministerio Público. Todavía no logra dominar a la Corte Suprema pero el brazo caviar oficialista sigue intentándolo.

Hay que evaluar todas las posibilidades reales de declarar una incapacidad moral del Presidente y las consecuencias internas y geopoliticas de un nuevo escenario. Los remanentes de Sendero luminoso vinculados al narcotráfico y la presencia de agentes de inteligencia de Cuba, Bolivia, Venezuela, Rusia e Irán en nuestro país es algo que no puede pasarse por alto.

Un gobierno democrático no es suficiente para conducir una sociedad tan desigual como la peruana. Las fuerzas armadas peruanas no deben estar al servicio de los explotadores new age que usan la contratación pública y abogados elegantes para robar del Tesoro Público. Pero los militares deben aprender que también son culpables de haber dejado crecer un establishment llamado caviar y moralista. El poder caviar internacional debe ser neutralizado cuanto antes. Las nuevas generaciones de militares deben tomar por asalto sus instituciones antes que sea demasiado tarde.

Los caviares y su aliados en la derecha mercantilista no quieren una fuerza armada moderna y planificada. Yo reclamo el poder civil en los servicios de inteligencia pero, de la mano de los militares y con aliados extranjeros que respeten nuestra autonomía como país y como sociedad capitalista desigual, mercantil, pero con una fuerza nacional que no podrán castrar

Dejar una respuesta