Cultura

CRÓNICA TAURINA: UN CONTUNDENTE JOAQUÍN GALDÓS, EL ARTE DE JUAN ORTEGA Y EL INDULTO DE UN MAGNÍFICO TORO DE PAIJÁN

Por: Fernando Salgado

Lima, sábado 13 de noviembre del 2021, primera corrida de abono de la Feria de La Esperanza, tarde entoldada, sin viento y buena temperatura. Con casi 2/3 de público en los tendidos se lidiaron toros de Paiján (2°), La viña (5°), Santa Rosa (1° y 6°) y Vellosino (3° y 4°) disparejos en presentación. 1° anovillado, muy terciado, sin clase. 2° con clase, humillado, recorrido, aguanta exigente faena, indultado. 3° sin transmisión. 4° sin transmisión y desentendiéndose. 5° embiste con las manos por delante y tiende a echar la cara arriba. 6° embiste a media altura y sin entrega. Para:

Juan Ortega (teja y oro), pinchazo hondo, estocada, silencio. Estocada arriba, descabello, silencio. Estocada en buen sitio, oreja.

Joaquín Galdós (guinda y oro), indulto, 2 orejas simbólicas. Estocada ligeramente atravesada, oreja. Pinchazo, estocada arriba, 2 descabellos, silencio.

Destacaron: A caballo: Santiago Reyes “Yaco II” y Junior Cárdenas. En Banderillas: Tachuela

Magnifica tarde la que hemos vivido ayer en la plaza de “La Esperanza”. Salvo el primero de la tarde la corrida salió bien presentada para la categoría de la plaza y eso es algo muy importante e indica el esmero de los organizadores por brindar al público espectáculos serios para que la plaza coja la importancia que desean.

Mucha expectación despertó la presentación del diestro Juan Ortega en Lima entre los aficionados ni bien se anunciaron los carteles. En el programa televisivo habíamos dicho que si un toro le embestía a cada matador anunciado la tarde de ayer, saldríamos toreando de la plaza. Medio le embistió el quinto al sevillano y lo aprovecho fiel a su tauromaquia. Esta tarde tuvo que estar en plan lidiador pero todo lo hace tan natural y despacio que parece que fuera fácil hacerlo. Como decíamos, el quinto fue el que más colaboró con él. No pudo lancearlo a gusto con el capote por embestir sin entrega y con las manos por delante. Después de pasar por el caballo comenzó a derrotar a la salida del lance. Los brindó al público e inició la faena con pases de tanteo por bajo por doblones. Fue sobándolo y metiéndolo en la muleta confiándolo al toro para que éste rompiera. Muy quieto pero con naturalidad fue logrando el objetivo. Todo lo hizo a favor del toro, cargado la suerte y pasándoselo muy cerca. Muletazos despaciosos de mano baja ligando algunos y aguantando parones en otros momentos. Todo con finura y gusto. Faena para profesionales y buenos aficionados.

Al primero el público no le dio importancia. Además de chico perdió las manos por su poca fuerza en la muleta y a pesar de algunos buenos muletazos no hubo forma de llegar al tendido. El tercero de la tarde no terminaba de salir del capote revolviéndose sobre todo por el izquierdo. Salía con la cara alta desentendiéndose. Luego en la muleta inicia por doblones haciéndose del toro hasta hacerlo parecer mejor de lo que realmente era. Suavidad, temple y despaciosidad. Faena de mucho gusto y sabor que llega en forma intermitente al tendido por la poca o nula transmisión del toro.

Que tarde que ha echado el torero peruano Joaquín Galdós. En segundo lugar de lidia ordinaria salió “Nacional” N° 191 de la ganaría peruana de Paiján, castaño, cornidelantero, que embistió  con clase y profundidad desde que salió, desplazándose y repitiendo las embestidas. Lo recibió con un ramillete de verónicas acompañando con la cintura, chicuelinas y el remate de la media con las dos rodillas en tierra. Recibió un buen puyazo de Junior Cárdenas y galopó en banderillas. Joaquín sin dudarlo que fue a los medios con la muleta y desde ahí lo citó para pegarle cinco derechazos de manos muy baja y largos rematadas con un muletazo invertido en redondo que terminó en trinchera. Por ambos pitones le bajó la mano y se enroscó al toro a la cintura obligándolo mucho en una larga faena. Entre tantas tandas parecía que el toro se venía a menos pero salió el fondo a flote para repetir con codicia otra tanda por el pitón derecho y muletazos invertidos en redondo. El ganadero y la mayoría del público pidieron el indulto que fue concedido. Gran triunfo.

El cuarto embistió sin entrega ni transmisión y saliéndose suelto. El toro embestía andando y sin transmitir; todo lo tuvo que poner Joaquín para que su labor llegara al tendido. Por el izquierdo echaba la cara arriba y derrotaba al final del muletazo. Temple, mano baja llevándolo empapado en los vuelos de la muleta lograron que el toro corrigiera  esos defectos. El sexto no se entregó en los primeros tercios y embestía a media altura. Galdós lograba las series ligadas con la muleta al no quitarle la muleta de la cara y llevarlo muy tapado sin dejarlo pensar. El toro lució mejor de lo que era gracias al buen quehacer del torero peruano. Una lástima que fallara con el estoque porque fue faena de premio.

Nos vemos hoy domingo en la segunda corrida en la que torearán Juan Carlos Cubas, José Garrido y Román que lidiarán un encierro de Santa Rosa.

No se olviden que el próximo viernes en el programa taurino “Taurineando” que se emite por LA ABEJA TV estaremos analizando lo ocurrido en la dos primeras corridas del abono de la feria de “La Esperanza” 2021 con imágenes exclusivas.

Dejar una respuesta